Adelanto de elecciones, pero cuándo

Política 13 de diciembre de 2022
Pese al anuncio de la presidenta de la República Dina Boluarte respecto al adelanto de elecciones generales para el mes de abril de 2024, las manifestaciones y revueltas en las calles se han incrementado con el pasar de los días.

Por: Vanessa Cueva  

dina nota

Era claro que -tras la vacancia del ex mandatario Pedro Castillo- la crisis política que vive el Perú no iba a terminar. Con la juramentación de la presidenta de la República, Dina Boluarte y la detención preliminar de Castillo Terrones desde el pasado miércoles, las manifestaciones y revueltas en las calles se han incrementado con el pasar de los días. El sentir en diversas regiones donde se registran estas movilizaciones es uno solo: ¡Adelanto de elecciones, ya!

Las reyertas al interior del país han cobrado hasta el momento la vida de siete peruanos, siendo Apurímac -tierra de la actual presidenta- el escenario más álgido de las manifestaciones. Frente a esto, en un discurso a las 00:00 horas del último domingo, Boluarte se dirigió al país afirmando que remitirá al Parlamento un proyecto de ley para adelantar las elecciones generales para el mes de abril de 2024; sin embargo, los grupos alzados en protesta no se calmaron y muchos se preguntaron ¿por qué esperar tanto tiempo? ¿Por qué no podrían llevarse a cabo en el 2023?

Por ello, La Factoría conversó con el abogado constitucionalista Erick Urbina quien señaló que, en principio, este escenario es casi imposible debido a la premura de tiempo en el que se deberían de dar una serie de reformas previas. “Solo se pueden adelantar las elecciones reformando la constitución y esta reforma debe pasar por dos legislaturas consecutivas. Ahora estamos en una que va a terminar en julio de 2023 (…) Además de ello, se puede también reformar la constitución cuando se aprueba con 66 votos y se lleva a referéndum. Organizar un referéndum en el Perú puede llevar como mínimo dos meses (…)”, señaló.

Asimismo, el especialista explicó para La Factoría que forzar este plazo (hasta abril de 2024) podría ser perjudicial si el resultado que se espera es avizorar un escenario alejado de la crisis que vivimos hoy en día y, además, instó a que autoridades y medios de comunicación informen de manera correcta y prudente el riesgo que se corre el adelantar los comicios hacia el 2023. “Podríamos forzar todo, lo cual podría también perjudicar el propio resultado. Lo primero que sugeriría es a las autoridades emitan un comunicado, que la presidenta Dina Boluarte y el presidente del Congreso voten el proyecto de reforma de adelanto de elecciones porque así la ciudadanía va a saber que sí se van a dar elecciones en el 2024 (…) Y también los medios de comunicación y los líderes políticos expongan esto a la ciudadanía”.

Te puede interesar