La OEA y La situación política del Perú. Tres analistas conversan.

Política 25 de octubre de 2022
La Factoría conversó con tres analistas políticas, quienes dieron su visión de lo que podría acontecer con la visita de la misión de la OEA. 

castillo

La Organización de Estados Americanos (OEA) alista una misión que enviará a Perú.  ¿Su objetivo? "Promover el diálogo" ante la crisis política. El Consejo Permanente adoptó por aclamación una resolución en la que llama "a todos los actores" a actuar dentro "del Estado de derecho". Sin duda, se trata de un ‘balón de oxígeno’ para el Gobierno del presidente Pedro Castillo que lleva más de un año en el poder, con serias acusaciones de presunta corrupción y medidas incesantes de la oposición para removerlo del cargo. 

La OEA designó a "un grupo de alto nivel conformado por representantes de los Estados miembros, en concordancia con la Carta Democrática Interamericana, para que realice una visita al Perú con el fin de hacer un análisis de la situación" y luego informe de ello al Consejo reza el documento aprobado.

La situación política en el país es compleja desde el 2016. La débil democracia peruana  ha tenido  cinco presidentes y tres Parlamentos en seis años. 

El nuevo quinquenio que encabeza Pedro Castillo ya enfrentó dos mociones de vacancia presidencial y tiene abiertas seis investigaciones a nivel fiscal por presunta corrupción. La Fiscalía de la Nación, que lidera Patricia Benavides, presentó formalmente una denuncia constitucional ante el Congreso que puede conducir a la suspensión de Castillo. En un último mensaje a la Nación -compartido por el presidente-, afirmó sentirse víctima de una campaña de demolición y denunció un supuesto “golpe de Estado”. 

El Rol de la OEA bajo análisis

La Factoría conversó con tres analistas políticas, quienes dieron su visión de lo que podría acontecer con la visita de la misión de la OEA.  Las ponemos sobre la mesa para ampliar el debate.

Giovanna Peñaflor, analista política y directora de IMASEN, consideró que la misión de la OEA no debería venir con una visión de beneficiar al presidente ni a la oposición, “sino de ayudar de que el país encuentre una salida, que no se sigan deteriorando las instituciones”. “Creo que desearía que la misión de la OEA trate de cumplir ese rol”, opinó.
 
Asimismo, consideró que, si la oposición actuara de forma inteligente, podría lograr que la visita de la misión de la OEA juegue a su favor. “La oposición quiere obviamente que salga el gobierno de Castillo. Es evidente que lo que ha intentado ha sido inútil. […] La posición de la misión puede ir variando en función de que la oposición muestre cuál es la situación, creo que eso deberían hacer”, estimó Peñaflor.

La abogada Teresa Santillán calificó como un “pedido desesperado” la decisión del presidente Pedro Castillo de solicitar la intervención de la OEA. “Siente que el Congreso está, desde el principio, viendo la posibilidad de sacarlo del cargo. Esto lo hemos visto desde el día uno de su gobierno”, dijo. 

Asimismo, Santillán opinó que el presidente debería -por estrategia- manejar cómo se presenta la información ante la OEA antes y después de su visita.  Adicionalmente, la abogada cajamarquina sostuvo que algunos congresistas, como la parlamentaria María del Carmen Alva, tuvieron un “doble discurso”. “Se pronunció que no puede haber intervención, pero cuando fueron a España, ellos pidieron intervención, entonces vemos un doble discurso por parte del Congreso”, estimó.

La abogada también comentó que no encuentra razones por las cuales la visita de la OEA podría afectar la posición de la oposición. “No creo que la presencia de la OEA sea limitación para ellos, van a seguir criticando. No lo veo como un golpe hacia ellos. Muchas de las acciones que ha hecho el Congreso no han sido de forma estratégica. Han buscado un mínimo pretexto para ver la posibilidad de vacar al presidente y no han podido lograrlo”, consideró.

Por su parte, la politóloga de la UNMSM, Gabriela Sotelo, manifestó que la visita de la misión de la OEA es una forma del Gobierno para hacer “presión internacional”. Asimismo, refirió que el presidente ya no habla tanto de persecución política, sino de golpe de Estado. “No es que se pretenda hacer un golpe de Estado como tal, hay una denuncia constitucional. Son medidas que están dentro del funcionamiento del Estado de Derecho. No se está violando la institucionalidad”, consideró.

Asimismo, Sotelo consideró que las primeras impresiones de la oposición han sido señalar que cumplen con sus funciones constitucionales, entre ellas, su labor de supervisar al Ejecutivo. “Esto es una apertura a ponerse bajo el foco de las funciones que están ejerciendo y que, ellos sostienen, están de acuerdo a las prerrogativas que tienen”, dijo.

Última encuesta de IPSOS

La última encuesta de IPSOS evidenció que, frente a dos opciones a realizar por la oposición, la mayoría prefiere que lleguen a un acuerdo con el presidente hasta el 2026 (56%) y el 38% opina que debería seguir buscando la destitución de Castillo.

Para Peñaflor, esta cifra refleja que, pese al apoyo mediático con la oposición, no hay líderes legítimos que abanderen la opción de la vacancia o destitución del presidente. “Quienes cuestionan no están legitimados. La gente, cuando votó, asumió posiciones previas, sacarlos de esa posición previa es muy difícil. No hay actores suficientemente legitimados para ser escuchados”, dijo.

Según Sotelo, es posible que la población siente que se pueda conformar con mantener al presidente hasta el 2026 a cambio de cierta estabilidad en el tema político y económico. 

Te puede interesar