Malos tiempos: Crece la extrema derecha en el Perú

Política 20 de octubre de 2022
Las personalidades que encarnan a la extrema derecha siguen ganando terreno político: Giorgia Meloni en Italia, Santiago Abascal en España y Jair Bolsonaro, este último irá pronto a la segunda vuelta, en Brasil. En un plano local, el ultramontano Rafael López Aliaga ha logrado ser electo alcalde de Lima Metropolitana.

meloni-bolsonaro

La extrema derecha sigue ganando terreno en el mundo. En Italia,  Giorgia Meloni y su partido, "Hermanos de Italia", lograron ganar los comicios y pasarán a tener un rol protagónico en el Ejecutivo. En tanto en Brasil, contra todo pronóstico, el conservador Jair Bolsonaro disputará la segunda vuelta frente a Lula da Silva. En un plano más local, el Bolsonaro limeño, Rafael López Aliaga, encarna los valores de la extrema derecha en Perú, en lo político, lo social y lo religioso y ha logrado ganar la alcaldía metropolitana según los resultados finales de los entes electorales peruanos. 

¿Por qué ocurre esto?

La socióloga Alejandra Dinegro enumera tres factores, por los cuales la derecha extrema ha ido ganando terreno

A.    Ausencia del Estado. Para Dinegro, los sectores más vulnerables se han refugiado en espacios que les generan cierta tranquilidad. “¿Cuáles son? La religión, las mafias en áreas locales, en redes clientelares que se tejen alrededor de los sectores más vulnerables con un fin bastante cruel, que es el hecho de instrumentalizarlo. El Estado no está presente”, sostuvo a La Factoría.

B.    Deslegitimación de partidos políticos. La socióloga opinó que la política, en Perú, es vista como un instrumento más de poder. “La política sirve para fines oscuros y no es el instrumento para ganar cambios”, indicó.

C.    Polarización. Dinegro apuntó que nota más polarización en las posturas opositoras de sectores progresistas. “Sus representantes no tienen pudor en señalar: que maten a un presidente, que si reclaman un derecho como la eutanasia, mejor se tiren de un edificio, que las niñas que son violadas mejor pasen su vida en un hotel cinco estrellas. No hay pudor en dar ese tipo de declaración, esa es la radicalidad de ese discurso”, dijo. 

El representante López Aliaga

Para Dinegro, Rafael López Aliaga ha dado señales explícitas de representar un sector ultraconservador de la política peruana. “Para nadie es novedad que el señor López Aliaga se le considere como el Bolsonaro de Perú. Esa comparación no es gratuita”, expresó.

Asimismo, la socióloga dijo que entre los valores que representan a la extrema derecha está su posición frente a la mujer, lo referido a la decisión sobre su propio cuerpo. “No somos un agente con decisión propia. La mujer tiene que estar supeditada”, dijo.

Además, consideró que la extrema derecha no es una ideología propia de un determinado sector socioeconómico como, por ejemplo, las clases altas. “La postura ultraconservadora también está presente en sectores pobres que busca de alguna u otra manera alguien solucione su realidad inmediata. No esperan grandes reformas, ellos esperan que al menos en el día puedan tener un plato de comida”, dijo.

La politóloga Marylia Cruz sostuvo que en el Perú se puede distinguir un crecimiento de la derecha, pero solo en un espacio geográfico: Lima Metropolitana. Sin embargo, la extrema derecha no gana terreno a nivel regional. 

“No hay crecimiento exponencial de la derecha extrema , lo cierto es que la pandemia ha relevado necesidades materiales. Ahí puede tener la derecha un vehículo en su ofrecimiento de una buena economía bajo su gestión que, obviamente en una época donde hay crisis económica, puede tener un gran asidero”, sostuvo a La Factoría.  

Para Cruz, la figura de Rafael López Aliaga, si bien tiene ‘arrastre’ en sectores de Lima Metropolitana, a nivel nacional, no tiene presencia. “No comparte nada con las regiones, lo que podría compartir es el conservadurismo en torno  a ciertos valores tradicionales. Su mirada sigue siendo lejana. López Aliaga es un candidato citadino, blanco, y podríamos acuñar otros objetivos más que lo alejan de la gran mayoría de peruanos”, indicó.

La politóloga refirió que la extrema derecha simboliza con valores autoritarios, además se posiciona de forma contraria a valores progresistas, como el matrimonio homosexual, la aprobación del aborto. Otro aspecto que lo distingue es su posición extrema a favor del libre mercado. 

Para Cruz, Rafael López Aliaga evoca ello, cuando descarta el diálogo con el Ejecutivo y más bien se preocupa por convocar a empresas en su gestión. “Eso coincide con esa visión de que el Estado funciona como una mera empresa, y que los ciudadanos somos consumidores y no ciudadanos”, expresó.

La extrema derecha en el mundo: desde Italia hasta Brasil

En Brasil, el bolsonarismo, que apareció en 2018, es fuerte y ha sido vinculado de forma cercana a la ultraderecha estadounidense y a las formas establecidas por el trumpismo ramplón.

Jair Bolsonaro, que aspira a la reelección en la segunda vuelta de las presidenciales del 30 de octubre, llegó al poder en medio de profundas convulsiones sociales.  Bolsonaro ya adelantó sobre un posible fraude, una advertencia infundada, lo que ha generado temor sobre no reconocimiento de los resultados y un ataque a oficinas gubernamentales, así como ocurrió con el Capitolio estadounidense, en caso pierda la segunda vuelta. 

En Italia, el partido posfascista "Hermanos de Italia" de Meloni, enfrenta luego de ganar las elecciones el reto de formar gobierno, un aspecto con el que no tiene experiencia y deberá contar con el aporte de otros partidos de la derecha en Italia.

Meloni es la primera mujer que llega a la jefatura de gobierno en Italia. Alrededor de su figura, los partidos de la coalición de derechas vencedora deberán resolver la inflación, el creciente precio de la energía y su relación con la Unión Europea, en el contexto de la guerra en Ucrania.

Te puede interesar