William Zapata no puede deslindar de Accomarca

Actualidad 13 de septiembre de 2022
La elección de José William Zapata como presidente del Congreso de la República, inevitablemente nos retrotrae a la matanza de Accomarca cometida por destacamentos del ejército, el 14 de agosto de 1985.

Accomarca 1

Ese día una patrulla del Ejército, perteneciente a la compañía “Lince” de Huamanga, al mando del entonces SubTeniente Telmo Ricardo Hurtado Hurtado, asesinó a 62 comuneros, entre mujeres, ancianos y niños, habitantes del distrito de Accomarca, provincia de Vilcashuamán, Ayacucho. La matanza se llevó a cabo como parte del “Plan Operativo Huancayoc”. Telmo Hurtado, en sus declaraciones sobre cómo ocurrieron los hechos, culpa a Williams de encubrimiento.  

Cuando el país descubre la barbarie cometida por las Fuerzas Armadas en Accomarca comienza una fase de encubrimiento de lo ocurrido por parte de los uniformados. Lo primero que aparece -como intento de deslindar con los hechos de la matanza que acabó con la vida de 62 comuneros ayacuchanos- es un comunicado del propio Ejército. El documento culpaba a Hurtado de no haber consignado lo ocurrido en su informe de operaciones, lo cual era cierto. Sin embargo, lo que no decía el comunicado es que Hurtado no consignó el accionar militar porque existía una orden expresa impartida por el jefe de la Compañía “Lince”, el Mayor José Daniel Williams Zapata, para no hacerlo. 

Según Hurtado, esa orden la recibieron los oficiales a cargo de los operativos con el fin de evitar denuncias de los familiares de las víctimas, tal como venía ocurriendo en Argentina, luego de la dictadura militar. Si bien el Mayor Williams ha negado tal disposición, todos los elementos apuntan a que el testimonio de Hurtado es correcto.

Durante las actuaciones judiciales realizada en el Fuero Militar, pues el Ejército se encargó de tapar todo lo posible para evitar que llegara al fuero civil, se tomaron declaraciones a diversos pobladores de Accomarca, así como a oficiales del Ejército miembros de la Compañía “Lince” y a los mismos procesados. Las declaraciones brindadas por Telmo Hurtado resultaban muy ilustrativas sobre el argumento utilizado por el comunicado del Comando Conjunto para señalar que los mandos no estaban enterados de los hechos. Y era claro que lo estaban, pero buscaron ocultarlo en todas sus formas.

Lo que Williams no dice es que con el fin de coordinar los detalles de la ejecución del “Plan Operativo Huancayoc”, antes de que la tragedia se cerniera sobra Accomarca, el Teniente Coronel Carlos Medina Delgado convocó a una reunión. En la misma, según la CVR, participaron el Jefe de la Base Contraguerrillas de Vilcashuamán, Capitán de Infantería Helber Gálvez Fernández, el Jefe de la Compañía “Lince”, Mayor de Infantería José Daniel Williams Zapata, al Teniente de Artillería Juan Manuel Elías Rivera Rondón y el SubTeniente Telmo Ricardo Hurtado Hurtado. Es claro que, el ahora presidente del Congreso, lo supo todo, antes y después del opaco comunicado que emanó del Comando Conjunto.

En dicha reunión se acordó que la intervención militar se iba ejecutar con cuatro patrullas: dos de ellas pertenecían a la Compañía “Lince”, otra a la Base Contraguerrillas de Vilcashuamán y una más a la Base Contraguerrillas de San Pedro de Hualla. De acuerdo a lo planeado, el Mayor de Infantería José Daniel Williams Zapata, designó a las patrullas “Lince” 6 y “Lince” 7 para que participen en el plan operativo. Dichas patrullas estaban al mando del Teniente de Artillería Juan Manuel Elías Rivera Rondón y del SubTeniente Telmo Hurtado respectivamente, las cuales estaban compuestas por 18 efectivos militares cada una. 

Williams es el presidente del Congreso de la República, y al mismo tiempo, según la CVR y los testimonios de Telmo Hurtado, un encubridor de asesinos.

 

 

 

Te puede interesar