La mototaxi: la herramienta de trabajo de miles de peruanos que viven del día a día

Actualidad 24 de agosto de 2022
La presencia de la mototaxi en el Perú tiene su auge en la década del 90, debido a que fue utilizada como una herramienta de trabajo para responder a la crisis económica y así generar ingresos por parte de la población

000629267W

En Perú, los trabajadores mototaxistas se han incrementado vertiginosamente. Su actividad está presente en Lima, Callao, en todas las capitales y ciudades -grandes o pequeñas- del conjunto de regiones de nuestro país . Solo en Lima, la ONG Luz Ámbar calcula que cerca de 600 mil vehículos menores mototaxi se han apoderado de las avenidas y calles en varios distritos de la capital, lo que se traduce en al menos 600 mil trabajadores que se ganan la vida de esa forma.  Algunos pocos, ordenados y formalizados, y otros muchos en abierto desacato a la ley de tránsito y en la más absoluta informalidad.

A propósito de la situación de los hermanos de la primera dama Lilia Paredes, David y Walter Paredes, que se dedican a conducir mototaxis y que justifican que así lograron dar a Hugo Espino, S/.90 mil, nos sumergimos a la problemática de este sector de la población. 

La relación entre el Perú y la mototaxi comenzó en Iquitos, Maynas, a inicios de los años 80. En esta ciudad se construyó el primer vehículo de tres ruedas. Posteriormente, en la década de los 90, se popularizó su uso como un medio de transporte rápido y económico en los sectores socioeconómicos C, D y E, donde el transporte público era deficiente o ausente. Su uso también fue una respuesta a la crisis económica y la búsqueda de ingresos por parte de la población. Su presencia pasó a popularizarse en ciudades como Piura, Trujillo, Chiclayo y Lima.

En la década de los 90 también comienza a importarse los mototaxis fabricados en la India, teniendo éxitos en Lima capital y en el conjunto de las regiones amazónicas.

Testimonio de un mototaxista 

Dionisio Yauri es un mototaxista que forma parte de la asociación de transportes de vehículos menores "San Martín de Porres". En los últimos tres años se ha dedicado a este rubro, luego de ser conductor de buses por 22. Es así como logra ser el sustento de su familia, dedicándose a una actividad en la que no hay seguro de salud ni pensión, ni CTS, ni ningún beneficio laboral. 

Su demanda es poder acceder a un seguro de salud digno, en el que pueda acceder a medicamentos y tratar su diabetes. “Yo tengo diabetes y no siempre el SIS te atiende como debe ser. Los medicamentos para nosotros son muy caros. A veces, no alcanza para costearlos. Nosotros vivimos del día a día”, dijo a La Factoría.

El señor Yauri cuenta que realizó una inversión de 22 mil soles para comprar su mototaxi, a lo cual se sumó el pago de 13 mil soles adicionales para formar parte de una asociación formal. “Pagamos alquiler a la empresa. 120 soles mensuales. Solo así puedes trabajar formalmente. Cuando trabajas como pirata, la municipalidad te lleva al depósito. Eso crea problemas. Cuando eres formal, poco te molestan, pero la inversión es fuerte. Una moto cuesta 22 mil soles. Luego, tienes que pintar, formalizar con documentos, comprar el SOAT, es un gasto fuerte”, refirió.

Los ingresos diarios de Dionisio Yauri pueden  oscilar entre S/90 y S/100, sin descontar el combustible y el mantenimiento. “Antes era más rentable. Pasó la pandemia y hemos sufrido bastante. La gente ya no sale como antes. Antes llevábamos tres pasajeros, ahora solo dos. Nuestros ingresos se han quebrantado”, contó.  

El combustible es otra preocupación para los mototaxistas. La ‘tanqueada’ que hacen es diaria, y el gasto que hacen en comprar GLP pasó de S/.16 a S/.32 soles por el aumento de los precios. El mantenimiento es otro gasto de S/.120  al mes.

Los mototaxistas es un sector de trabajadores independientes de la sociedad que buscan mejores condiciones para realizar su actividad económica, con la que sostienen a sus familias.

Te puede interesar