Espinosa-Saldaña: la contundente resolución de la PUCP que lo sancionó por plagio

Actualidad 15 de agosto de 2022
Espinosa-Saldaña fue sancionado con la suspensión sin goce de haber por haber incurrido en plagio. Sin embargo, una reciente medida cautelar ordenó a la universidad a suspender dicha sanción. La Factoría hace pública la resolución de la PUCP.

000567762W

El Poder Judicial concedió al exmagistrado del Tribunal Constitución Eloy Espinosa-Saldaña una medida cautelar en el proceso de amparo que presentó contra la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). La universidad sancionó al extribuno con la suspensión de dos semestres académicos por haber incurrido en plagio. El juzgado ordenó a la universidad que suspenda la sanción y que le permita realizar su labor como docente. 

La resolución de la Comisión Disciplinaria para docentes y pre-docentes N° 03-2022/CDD-PUCP consideró que Eloy Espinosa-Saldaña cometió “graves actos de plagio”, por lo que podría haber merecido la máxima sanción disciplinaria: su expulsión. Sin embargo, en valoración a las circunstancias personales del extribuno: su estado de salud y el procurar disminuir las consecuencias de la falta, la Comisión Disciplinaria dispuso una suspensión sin goce de haber por el plazo de dos semestres académicos:  2022-2 y 2023-1.

La jueza Milagros Grajeda Bashualdo, en su resolución  que otorga la medida cautelar, valora que Espinosa-Saldaña no pueda solventar el tratamiento de la fibrosis pulmonar si no recibe la remuneración que venía percibiendo por parte de la universidad.

De este modo, se ordena a la PUCP que suspenda los efectos de su resolución N° 03-2022/CDD-PUCP y así reincorporar a Espinosa-Saldaña a sus labores académicas.

No puso en duda el plagio

El abogado constitucionalista Juan Manuel Sosa, quien denunció a Espinosa-Saldaña ante las autoridades universitarias por plagiar su tesis de doctorado, dijo a La Factoría que le sorprendió la rapidez en que resolvió el juzgado la demanda de amparo. Asimismo, manifestó que Espinosa-Saldaña no puso en duda la acción del plagio, sino el tipo de sanción que recibió. 

"Él cuestiona por qué se le ha puesto la sanción de dos semestres académicos de suspensión, cuando a los alumnos se les suspende por un plazo máximo de 16 semanas. En el amparo que presentó no discute que no haya cometido plagio...", dijo.

Sosa consideró que la sanción que le correspondía a Espinosa-Saldaña era el despido. “Una persona que es profesor y que ha cometido plagio, ¿cómo se va a plantar delante de los alumnos a dictar un curso de investigación? ¿cómo va a evaluar un examen?”, cuestionó. 

¿Por qué se suspendió a Espinosa-Saldaña? 

En setiembre de 2021, el profesor Juan Manuel Sosa acusó al entonces magistrado del Tribunal Constitucional de haber cometido actos de plagio de su tesis de Maestría en Derecho Constitucional  titulada: “La satisfacción de las necesidades básicas como mejor fundamento para los derechos humanos y su relación con los derechos fundamentales y  constitucionales en el ordenamiento constitucional peruano”.  
 
Según la denuncia, Espinosa-Saldaña se apropió del contenido de la tesis y las publicó en los artículos:  “¿Resulta hoy la dignidad el mejor sustento de los derechos en el actual Estado Constitucional?” y  “¿Puede entenderse la dignidad como sustento de los derechos?: el planteamiento de una postura alternativa al respecto”

La Factoría pudo acceder y hace público la resolución de la Comisión Disciplinaria para docentes y pre-docentes N° 03-2022/CDD-PUCP, que determina en los actos de plagio que incurrió el exmagistrado. 

En la extensa resolución, se detalla que al principio Espinosa-Saldaña negó las acusaciones del docente Sosa y que publicó en su red social Facebook una retractación “por haber publicado dos textos sin citas y disculpándose por dicha omisión”. Asimismo, considera que las citas académicas “presuntamente plagiadas de la tesis del docente,  corresponden a autores de uso habitual en materia constitucional”.

La Universidad solicitó al especialista internacional en derechos de autor, Alejo Barrenechea un informe legal respecto a los hechos. En sus conclusiones, el especialista argentino consideró que en los trabajos cuestionados sí se infringieron el derecho de autor de Juan Manuel Sosa.

“Esto se debe a que en dichos trabajos se habría utilizado: a) en reiteradas  oportunidades; b) de forma extensa; c) muchas veces en forma textual o con mínimas modificaciones, agregados o supresiones; d) en el mismo orden y sentido de desarrollo; e) contenido de carácter importante de su Tesis de Maestría, omitiendo el adecuado reconocimiento de su calidad de autor”, considera el especialista. 

Espinosa-Saldaña tuvo posibilidad de réplica y consideró que “el tratamiento de las normas sobre derechos de autor en el Perú es distinto que en Argentina. En nuestro país, INDECOPI ha emitido criterios distintos a los expuestos por el docente Barrenechea”. Asimismo, refiere la resolución, para Espinosa-Saldaña, “se pueden manejar o compartir ideas parecidas, pero nadie es dueño de las ideas, y las ideas no se protegen por el derecho de autor”.

En sus consideraciones, la Universidad refiere que la sanción por plagio responde a que el ámbito universitario es un espacio para la creación intelectual, artística y la investigación. “Todos los integrantes de la  Comunidad Universitaria deben evitar este ‘fraude intelectual’, y con mayor razón las y los docentes que tienen a su cargo la formación de las y los estudiantes”, se lee en la resolución. 

En esa línea, la PUCP sí considera que la Tesis de Maestría de Juan Manuel Sosa sí “reviste de originalidad suficiente para ser protegida”, al contrario de  lo indicado por Espinosa-Saldaña. 

Asimismo, la resolución señala que “las dos publicaciones analizadas involucran copia de las conclusiones de la tesis del docente Sosa, en específico desde el párrafo 2 hasta el 20. Por dicha razón, el contenido de gran parte de los dos artículos es el mismo”. 

La Comisión concluyó que “los graves actos de plagio acreditados en el presente procedimiento podrían merecer la máxima sanción disciplinaria permitida por nuestro Reglamento Unificado; esto es, la expulsión del docente”. Sin embargo, valoraron circunstancias atenuantes. Primero, el estado de salud de Espinosa-Saldaña que padece de fibrosis pulmonar. Segundo, el haber procurado la disminución de las consecuencias de su falta. 

Para Juan Manuel Sosa, la resolución “muestra de manera indubitable que se ha cometido plagio y que ha sido plagio descarado, que ha tenido la plena intención de apoderarse de ideas, y de una obra ajena”.

Asimismo, cuestionó que si bien las consideraciones de la resolución son tan “contundentes”, sin embargo, se optó por aligerar la sanción, debido al estado de salud del profesor. “Entiendo perfectamente, pero eso no le quita responsabilidad”, sostuvo Sosa.

La Factoría intentó recoger la versión de Espinosa-Saldaña, pero hasta el cierre de esta nota no contestó los mensajes.

Pronunciamiento Consejo DAD sobre caso Eloy Espinosa

Te puede interesar