Alejandro Toledo cada vez más cerca de regresar al Perú

Política 25 de mayo de 2022
A inicios del 2017, el expresidente Alejandro Toledo se fugó del país. Más de cinco años después, su extradición está cada vez más cerca, pese a sus reiterados intentos dilatorios.

000403493W

Comenzó la cuenta atrás para el regreso al Perú de un investigado más por corrupción, ligado al poder político y a la presidencia de Perú. El expresidente Alejandro Toledo está prófugo de la justicia peruana desde el 2017. Su proceso de extradición está cada vez más cerca de concluir, aunque su defensa intente dilatar el proceso. 

En diciembre del 2016, se conoció que Odebrecht había pagado sobornos para adjudicarse obras. El 11 de enero del 2017, Toledo se fue del Perú rumbo a Estados Unidos donde permanece hasta ahora con su esposa Eliane Karp.

El 9 de febrero de 2017, el juez Richard Concepción Carhuancho dictó prisión preventiva contra el expresidente, luego de revelarse la delación premiada de Jorge Barata, exdirectivo de Odebrecht en Perú. 

Barata declaró ante la justicia que pagó 31 millones de dólares de sobornos al expresidente, para que la constructora lograse la adjudicación de la Carretera Interoceánica Sur, tramos 2 y 3. A Toledo se le imputan los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos en agravio del Estado. 

Según la tesis de la Fiscalía, el dinero de las cuentas de la ‘offshore’ Ecoteva Consulting provinieron de los pagos de Odebrecht y con ese fondo se pagó las hipotecas de las casas del expresidente en Lima y en Punta Sal, además de otra casa y una oficina en Lima. El fiscal José Domingo Pérez Gómez ha solicitado 20 años y 6 meses de prisión contra el exmandatario en este caso.

Recuento de proceso de extradición

ENERO 2017: Alejandro Toledo se fuga del país. Días después se ordenó su prisión preventiva. 

MARZO 2018:  La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema aprobó por unanimidad el pedido para la extradición de Alejandro Toledo.

ENERO 2019: Departamento de Justicia de EE.UU revisa cuaderno de extradición de Toledo, informó la Fiscalía. 

FEBRERO 2019:  El Ejecutivo autoriza la contratación del estudio Holey Hoag LLP para el proceso de extradición del expresidente, ante las autoridades de Estados Unidos. 

MARZO 2019: El Ministerio Público suscribió un acuerdo de colaboración eficaz con el empresario peruano-israelí Josef Maiman, como parte de la investigación seguida a Toledo.

JULIO 2019:  Alejandro Toledo fue arrestado en Estados Unidos por mandato de extradición. El juez Thomas S. Hixson, de la Corte de California, ordenó que el expresidente Toledo sea internado en una cárcel pública mientras continúa el trámite de su extradición  

MARZO 2020: La Justicia estadounidense concedió la libertad bajo fianza a Toledo, al considerar que las circunstancias cambiaron por la pandemia de la COVID-19, lo que implicaba un riesgo para su salud.

SETIEMBRE 2021: La Justicia de Estados Unidos decidió que el expresidente Toledo puede ser extraditado, al haber hallado pruebas suficientes que justifican esta medida. Tras el visto bueno de la justicia estadounidense, depende del secretario de Estado de EE.UU. Antony Blinken, tomar la decisión final sobre si se extradita o no a Toledo. 

ABRIL 2022: La Corte de Justicia de California denegó el habeas corpus presentado por Toledo para evitar su extradición a Perú. Su defensa apeló a una segunda instancia, el Noveno Circuito de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, para que se pronuncie nuevamente sobre el fondo de su pedido. Mientras tanto, Toledo ha presentado una moción ante la jueza Laurel Beeler para que paralice el trámite de su extradición hasta que se resuelva su hábeas corpus.

MAYO 2022: El Gobierno de Estados Unidos solicitó al Noveno Circuito de la Corte de Apelaciones de dicho país, a cargo de la jueza Laurel Beeler, que rechace dicha moción, ya que “Perú hizo todo lo que exige la ley” para la extradición del expresidente, según informó El Comercio. 

Solo busca tiempo

El exprocurador Antonio Maldonado indicó a La Factoría que la estrategia del expresidente es ganar tiempo. “Busca demorar todo lo que sea posible un resultado: que inexorablemente será extraditado al Perú”, manifestó.

Maldonado consideró que Toledo no puede argumentar que se haya vulnerado su derecho al debido proceso, ya que se le ha “concedido una serie de artilugios” legales y está pidiendo una intervención política de parte del Departamento de Estado de EE.UU.

“Estos argumentos no van a prosperar. Los argumentos jurídicos (de Toledo) han sido vencidos. Ello se expresa en la decisión que dispuso la extradición”, dijo.

“En la parte política, estamos hablando de un gobierno comprometido en lucha anticorrupción como es el gobierno de Biden. Biden nunca va a proteger a un expresidente acusado de corrupción”, consideró Maldonado

Por último, manifestó que una de las razones por la cual el proceso de extradición ha demorado se debió a que la parte peruana no actuó con el rigor técnico necesario. “El juez a cargo no conocía el idioma, no entendía del procedimiento con los Estados Unidos. A diferencia de mi época, en este contexto la autoridad central viene siendo el Ministerio Público. En resumen, hubo errores de carácter técnico de la parte peruana”, indicó. 

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar