Equipos femeninos se adaptan a la menstruación de sus jugadoras

Cultura 18 de abril de 2022
Equipos de fútbol incluyen el monitoreo de la menstruación de sus deportistas en sus programas de entrenamientos ¿Cuáles han sido los resultados?

Por: Sheila Inga  

eeuu

La selección de Fútbol Femenino de Estados Unidos se convirtió en campeona del mundial Francia 2019 tras derrotar a Holanda en la gran final. Uno de los motivos del éxito del equipo norteamericano fue un innovador programa implementado por el club para monitorear la menstruación de las jugadoras. Un asunto del que poco o nada se hablaba en las canchas, ahora se convertía en clave para el éxito. 

Deportes con enfoque de género

El ejemplo de la selección estadounidense se replicó en otros países. En 2020, El Chelsea FC Women adaptó de forma oficial su programa de entrenamientos a los ciclos menstruales de sus futbolistas. Emma Hayes, entrenadora del equipo inglés, empezó a monitorear a sus dirigidas con la aplicación especializada FitrWoman, para así controlar los cambios de peso que registraban durante ciertas fases de sus ciclos.

Esta decisión la tomó tras la derrota de su equipo en la final de la FA Cup de 2016 ante el Arsenal. Hayes se dio cuenta, entonces, que buena parte de las jugadoras estaba menstruando, por lo que evaluó la importancia de medir los efectos de este proceso biológico.  Además de mejorar el rendimiento de las chicas, se descubrió que llevar un registro de sus periodo tenía un impacto significativo en la prevención de lesiones.

Para la médico especialista en gineco obstetricia, Katterine Chávez, el ciclo menstrual influye en el rendimiento deportivo debido a que está asociado a un cambio hormonal. En entrevista para La Factoría señaló que no todo es negativo, ya que si se lleva un correcto control se puede identificar los días en los que la deportista tendrá mayor resistencia física.

"Dentro de la primera fase, si es que estamos hablando de la fase antes de ovular, nuestro predominio es de estrógenos y esto favorece, por ejemplo, realizar actividades que demanden mucha energía. (...) voy a sentir un mayor rendimiento y también porque justo en estos días aumenta más la testosterona, que es una hormona que también está en las mujeres y que precisamente tiene que ver con nuestra fuerza muscular".

Ausencia de menstruación

cubre

En el lado opuesto está la amenorrea, la ausencia de menstruación. Según la doctora Chávez, las deportistas de alto rendimiento no suelen menstruar porque su índice de masa corporal y porcentaje de grasa están debajo de lo normal. "Esta delgadez sumado a su grado de estrés competitivo y a su bajo porcentaje de grasa, lo que produce es un bloqueo a nivel cerebral y ellas suelen no tener menstruación, suelen tener amenorrea, no menstrúan. Y más bien a ellas se le suele suplementar con hormonas porque tampoco es bueno no menstruar".

Aclaró, a La Factoría, que el hecho de que una mujer practique deporte no quiere decir que necesariamente vaya sufrir este problema. Explica que las deportistas que sí menstrúan, suelen hacerlo por uno o dos días y que de aquellas que tienen una menstruación normal (de 3 a 7 días) solo el 10 a 20% presenta síntomas. "Más bien las deportistas acuden porque no menstrúan. Es al revés porque ellas vienen más preocupadas porque no menstrúo y al final el déficit de estrógeno hace que en sus huesos disminuya la densidad ósea y tengan mayores probabilidades de fracturas".

¿Y qué pasa cuando una deportista tiene un torneo muy importante, pero este evento justo coincide con sus días de menstruación? La doctora indica que toda deportista de alta competencia que tiene un afección directa, ya sea dolor o cambios de estados de ánimo que le impiden responder al deporte como ellas desearían, debe recibir tratamiento de un especialista que le brinde herramientas para una mejor regulación hormonal.

“Si ya sabemos que es una deportista de alto rendimiento tiene que acudir a un médico ginecólogo para evaluar su caso, saber qué tanto le está afectando su menstruación (...) y a partir de ahí dar una intervención ya sea con anticonceptivos o alguna terapia, que quizá no sea hormonal sino básicamente con analgésicos”

La perspectiva de género va calando en muchos espacios de la sociedad y el deporte no es la excepción. La necesidad de ahondar en las particularidades del cuerpo de las deportistas es importante no solo para mejorar su rendimiento, sino para proteger su salud y darle calidad de vida. Larga vida al fútbol femenino.

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar