Kuélap o la desatención del Estado de nuestro patrimonio material

Cultura 12 de abril de 2022
El pasado domingo, el complejo arqueológico de Kuélap registró una serie de derrumbes que han significado daños irreparables a su estructura. Sin embargo, en febrero de este año, ya se había declarado en emergencia. ¿Qué hizo la cartera de cultura todo este tiempo?

Por: Vanessa Cueva  

kuelap1

El patrimonio material del Perú agoniza. Desde el pasado domingo 10, el complejo arqueológico de Kuélap, en la región Amazonas, registra derrumbes en distintos muros de la fortaleza, los mismos que traen como consecuencias daños irreparables en esta importante resto de cultura pre inca, patrimonio cultural de nuestro país. 

Ubicada en los andes nororientales -en la Provincia de Luya- y construida por la cultura Chachapoyas, la fortaleza de Kuélap se ha visto afectada por los embates de la naturaleza, provocando tres derrumbes hasta el momento. El primero ocurrió a las 05:08 pm, en un sector de la muralla perimétrica del lado sur. Posteriormente, alrededor de las 06:20 pm se produjo un segundo colapso y un tercero a las 09:00 pm, según reportó el Ministerio de Cultura.

El mismo informe también indica que -de la revisión realizada in situ- se pudo determinar que el área materia de colapso corresponde a 15 metros de largo, 12 metros de altura y una profundidad de 5 metros aproximadamente. Lamentablemente, los desprendimientos de rocas continuaron debido a las lluvias, produciéndose un nuevo derrumbe el último lunes 11. Paradojas de la vida, en esa misma fecha de abril, pero de 1880 se recuerda el nacimiento de Julio César Tello, padre de la arqueología peruana y se conmemora el Día del Arqueólogo Peruano. ¡Cómo para volvernos locos!

Después de lo ocurrido, se tenía previsto la llegada del ministro de Cultura, Alejandro Salas, así como de especialistas del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y del plan Copesco para reunirse con las autoridades ediles, y promotores turísticos de la zona; sin embargo, dicho viaje tuvo que ser suspendido debido a la fuerte lluvia que azota la región Amazonas desde el lunes. Así mismo, el Ministerio de Cultura ordenó el cierre temporal del complejo arqueológico, lo que provoca un duro golpe a la economía y al turismo en la zona que esperaba recibir visitantes durante los feriados de semana santa.

"Es un consenso poblacional: que el turismo no debe parar por ninguna razón, la fortaleza Kuélap ha venido funcionando fracturada desde hace 10 a 15 años atrás (…) Estamos golpeados aquí en Amazonas y en el Perú por este suceso. Por eso pido al Congreso, al Consejo de Ministros y al presidente del Perú para que de una vez por todas hagamos causa común y logremos la reconstrucción total de la fortaleza de Kuélap”, señaló Carlos Burga Oyarce, exfuncionario del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y promotor turístico privado de Chachapoyas.

¿Cómo se responderá ante la emergencia?

Se hizo el anuncio de un próximo decreto supremo para atender inmediatamente la emergencia y restaurar la fortaleza lo más pronto posible. Como se sabe, en febrero de este año, el Ministerio de Cultura resolvió declarar en emergencia el complejo arqueológico, a fin de priorizar acciones inmediatas para preservar el estado de su conservación, "articulando con el gobierno regional y local" según nuestra fuente. Entonces, si ya se había declarado en emergencia ¿Qué tipo de acciones se deberían tomar? Para hacer un análisis del tema, La Factoría conversó con Leslie Urteaga, ex viceministra de Patrimonio Cultural.

“Es lamentable porque en realidad no es solo Kuélap, son muchos sitios arqueológicos del Perú que aún los especialistas lamentablemente no tienen el presupuesto suficiente como para poder se atendidos (…)”, afirmó la especialista.

“Yo creo que, de pronto, se tendría que mejorar la estructura de como funcionan los proyectos de inversión (…) en el Ministerio de Cultura. Ahorita estamos lamentando Kuélap (…), pero todas las regiones tienen una infinidad de sitios que también puedan ser pasibles de ser investigados (…) Creo que es prudente repensar un poco la estructura de las inversiones en cultura”, añadió la ex viceministra.

Alerta: Nuestra cultura patrimonial clama protección urgente

Nuestro país está tan lleno de cultura que es imposible dejar de visitar sus legados y sitios arqueológicos. El Perú es dueño de 19,903 complejos arqueológicos para ser exactos, lugares que están llenos de inspiración, arte, historia, leyendas y que, a la vez, muchos de ellos, claman por ayuda y protección urgente.

Así tenemos a Chan Chan, la ciudadela de barro más grande del mundo, la misma que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986 y que fue incluida en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro de perderse, debido a la amenaza que representa el Fenómeno del Niño, el cual es el causante de fuertes lluvias e inundaciones en toda la costa norte de nuestro país. Chan Chan, hoy por hoy, vive gracias a la protección del sector privado.

Pero no solo la fuerza de la naturaleza representa una amenaza para los centros arqueológicos. Otro peligro latente es la inconcebible venta y la invasión de terrenos que ocupan parte de estos monumentos. Por citar solo un ejemplo, la Contraloría General de la República constató que ocho zonas arqueológicas de Lima y Callao, declaradas Patrimonio Cultural de la Nación, se encuentran parcialmente invadidas desde hace varios años por habitantes de asentamientos humanos cercanos a dichos restos. En siete de las ocho zonas arqueológicas visitadas, los pobladores han afectado irreversiblemente el patrimonio cultural y arqueológico y, además, existe el riesgo de que pueda perderse y destruirse en su totalidad.

Las zonas críticas, debido al alto número de edificaciones de material noble y precario, son Huaca Palao, en el distrito de San Martín de Porres; Armatambo, en Chorrillos; la Era de Ñaña, en Chosica y Cerro La Regla, en el Callao. Se ha determinado que más de 1,200 km2 de zonas arqueológicas se encuentran ocupados por asentamientos humanos. El caso más grave se registra en Armatambo, donde 1,059 kilómetros cuadrados han sido invadidos. 

Así están las cosas respecto a nuestro patrimonio, como el país mismo, atrapado en el fango.

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar