Nueva moción exhorta a Pedro Castillo a renunciar

Política 07 de abril de 2022
Esta es la segunda vez que la legisladora Rosselli Amuruz hace este tipo de exhortación. Al respecto, La Factoría recogió la opinión de tres especialistas para conocer su punto de vista frente a este nuevo y reiterativo pedido.

Por: Vanessa Cueva  

collage1

Hace unos días, la legisladora Rosselli Amuruz, de Avanza País, presentó una moción de que exhorta al presidente de la república, Pedro Castillo a presentar su renuncia irrevocable al cargo. Se trata de la moción de orden del día Nº 1851, donde se indica que “resulta muy preocupante” que el primer mandatario haya declarado públicamente su “falta de capacidad para gobernar”.

Esta es la segunda vez que Amuruz hace este tipo de pedido. En esta ocasión, la moción hace mención a la poca preparación del docente cajamarquino para gobernar el país -señalado en el primer documento-, hecho reconocido por él mismo durante una entrevista internacional concedida al periodista mexicano, Fernando del Rincón.

Así mismo, se resalta que Pedro Castillo observó la norma que impide designar como primer ministro, ministro del Interior o viceministros de ambas carteras a los acusados por terrorismo y narcotráfico. Por tanto, Amuruz calificó de “muy grave” que, a su incapacidad para gobernar, el jefe de Estado muestre “falta de capacidad para diferenciar el bien con el mal”.

Como se sabe, hasta el momento se han presentado dos mociones de vacancia contra Castillo, pero ninguna consiguió los votos necesarios. La Factoría recogió la opinión de mujeres líderes de opinión, para conocer su punto de vista frente a este nuevo y reiterativo pedido. 

Para la politóloga, Paula Távara, este tipo de mociones son “estériles” y, en todo caso, el Congreso debería centrarse en plantear salidas mucho más concretas. “Creo que en este momento, los congresistas -más que plantearse las exhortaciones- tendrían que estarse planteando qué salidas habría y qué diálogo se puede hacer con las distintas fuerzas y con la ciudadanía. Creo que este tipo de mociones no llevan a nada en la práctica (…) y viniendo de una fuerza como Avanza País, es probable que el presidente no les hará caso a una moción como esa (…)”, señaló.

En tanto, para Alejandra Dinegro, la ex secretaria nacional de la juventud (SENAJU), organismo adscrito al Ministerio de Educación, estos pedidos deben ser la última opción de control político. “Sabemos que los dos intentos de mociones de vacancia presentados no alcanzaron el número en la votación y la presidenta del Congreso también ha declarado que ahorita tampoco llegarían al voto de moción de vacancia. En términos concretos no tienen los votos y, en segundo lugar, hay mucho uso desmedido de este mecanismo de control político. Entonces, cada vez que un presidente no cumple sus funciones, el mecanismo de vacancia es la última opción de control político, no la primera”, indicó.

Finalmente, para la poeta y activista Violeta Barrientos, las bancadas deben pensar en una solución que lleve a un consenso y que sume la polarización. “En realidad, todo el mundo la pide, pero el problema es quién lo sucede. Entonces, mientras no esté en claro quién es quién lo reemplaza e ahí el problema (…) Primero tendríamos que llegar a un acuerdo, porque ahorita lo de la renuncia es confrontacional, se identifica si quiere la izquierda con la derecha en el mismo discurso de pedir la renuncia (…) yo estaría de acuerdo en una solución que nos lleve a un consenso y no que refuerce la polarización”, declaró para La Factoría.

Te puede interesar