AJE le dice no la violencia a la mujer... Y luego, sí

Derechos Humanos 04 de abril de 2022
La empresa AJE había anunciado que evaluaría su patrocinio a la U por mantener a Andy Polo. Horas después, dice estar conforme con las medidas correctivas del club. ¿Qué pasó para tan rápido cambio?

Por: Sheila Inga  

andy polo

La denuncia de violencia de género contra Andy Polo no le da tregua a Universitario. A las críticas de la propia hinchada, sobre todo con su hinchada femenina, se sumó una carta enviada por uno de sus auspiciadores en la que se anunciaba medidas ante el cuestionado fichaje del jugador. En el documento, la empresa AJE (AJEPER S.A.) calificaba de "inaceptable las acusaciones realizadas al señor Polo Andrade, teniendo en cuenta que la violencia de género es un problema estructural en el Perú".

Acorde a esta postura, la compañía informó que estaba evaluando la continuidad de su patrocinio al club crema y que hasta que no obtuvieran respuestas de la dirigencia, suspendían la entrega de las bebidas de la marca SPORADE. Desde la U respondió su administrador, Jean Ferrari, con la misma actitud que adoptó desde el inicio: defender la contratación del futbolista. 

El maltrato a la mujer como excusa

Mediante una carta notarial, Universitario afirmaba que le otorgaron un plazo de 15 días hábiles a Polo para que acredite la manutención de sus hijos y que su permanencia en el club está condicionada al cumplimiento de esas medidas. Además, acusó a la empresa de incumplir con el contrato de publicidad y auspicio por la falta de entrega de cientos de productos.

La arremetida final de la U fue adjuntar una sanción de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) contra AJE por actos de hostilidad contra dos trabajadoras. No contentos, y en un giro insólito, solicitaron un informe al respecto porque "El Club no puede mantener como auspiciador a empresas que propician la violencia”. El maltrato a la mujer usado como paleta de ping pong. 

Jean Ferrari

Cuando todo el mundo saludaba la postura de la compañía de bebidas, Ferrari, publicó este viernes la respuesta de AJE a su carta notarial, acompañada de una frase triunfalista: "nadie por encima de la U". Y es que del tono frontal de su primera misiva, ahora la empresa caía en la condescendencia. 

"(...) debemos indicar que nos complace que el Club haya adoptado medidas correctivas y disciplinarias orientadas a que no ocurran conductas de jugadores que implican una trasgresión a la integridad y salud de las mujeres y niños. (...) le reiteramos nuestra mayor disposición para fortalecer las relaciones que hemos sostenido hasta la fecha".

Rupturas necesarias

neymar-nike

Una empresa que sí tuvo mayor coherencia fue Nike. En mayo del 2021, la firma reveló que la causa del fin de su patrocinio a Neymar fue la denuncia que le entabló una trabajadora por agresión sexual. Según difundió el diario The Wall Street Journal, el futbolista intentó obligar a la joven a practicarle sexo oral en 2016, durante un evento promocional en Nueva York. La compañía señaló que Neymar se había negado a cooperar en las investigaciones. 

Ese mismo año, Nike concluyó otro contrato millonario, esta vez con Deshaun Watson, mariscal de campo de los Texans de Houston, al revelarse que presentaba 22 denuncias por acoso sexual. La postura firme de la empresa sería parte de una evolución en su estrategia de marketing social, luego de que en 2019 perdiera un juicio contra la atleta Allyson Félix por rebajarle el salario tras anunciar su embarazo. Nike se comprometió, entonces, a no penalizar a las deportistas que decidan dedicarse a la maternidad.

Hacia un nuevo marketing 

¿Ser auspiciador de una personalidad cuestionada por violencia de género puede repercutir negativamente en una marca? La Factoría conversó con dos expertos en la materia y la respuesta unánime fue sí, aunque no siempre fue de ese modo. Así lo explica el especialista en comunicación y marketing de UPAL, Jorge Rojas: “Hace mucho tiempo las marcas no se fijaban en los problemas personales que podrían tener las figuras públicas o los problemas legales que podrían tener ciertas empresas. Antes había una cuestión de oferta, demanda y comercialización, pero el mundo, la sociedad y los negocios han ido evolucionando”.

Para la especialista en Marketing y Publicidad, Claudia Castillo, en pleno apogeo de las redes sociales y de los movimientos feministas, es importante que las empresas se pronuncien ante temas de interés público coyuntural como los casos de violencia de género. "Se recomienda promover campañas y ser auspiciadores, por ejemplo, de campañas sociales para mostrar a la marca a favor de la eliminación de esa problemática social". Esto permitirá, afirma, que la marca sea recordada con buena reputación.

¿Pero qué pasa cuando esa reputación construida en años se contradice? El hecho de AJE, de retractarse en tan solo horas, denota que su compromiso contra la violencia de género fue meramente coyuntural. Para Jorge Rojas se trata de una grave incongruencia: "Estamos en el siglo XX, la gente ahora está muy informada en Twitter, Facebook, las redes sociales (...) y la gente va a notar rápidamente el cambio de posición. (...) las personas que están siguiendo el caso se van a dar cuenta inmediatamente que hubo ahí algún tipo de conversación, de negociación".

Al parecer, la lucha de AJE contra lo que reconocieron como "un problema estructural en el Perú" culminó ante la respuesta desafiante de la dirigencia de Universitario. Un tono firme que en vez de ser usado para condenar la agresión a una madre y sus hijos, ha sido empleado, una y otra vez, para responder a todos los detractores del futbolista. 

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar