Los extranjeros que nos llevaron a un mundial

Cultura 31 de marzo de 2022
Perú está cerca de ir a un nuevo mundial de forma consecutiva de la mano del "Tigre" Gareca. Junto a él, otras dos estrellas deportivas, que no eran de estas tierras, nos hicieron sentir el placer de jugar con los mejores del mundo.

Por: Sheila Inga  

Gianluca-Lapadula-1

Solo habían pasado cuatro minutos de iniciado el partido ante Paraguay y Gianluca Lapadula, el hijo de una migrante peruana que dejó estás tierras con la congoja de dejar atrás a quien más amaba, ya provocaba una avalancha de gritos, abrazos y euforia en una hinchada que siempre sufre, pero cómo goza. Un gol de esperanza que descolocó al rival y provocó que Perú se apoderara del juego. La histeria colectiva llegó en el minuto 42, cuando la magia de Christian Cueva y Edison Flores creó el pase ideal para que Yoshimar Yotún introduzca el balón en el arco contrario. 

Con la emoción a tope, miles de hinchas esperaban el pitazo final que nos deja a un paso de Qatar 2022. A lo lejos, con el rostro serio pese a la ventaja, Ricardo Gareca observaba a sus muchachos. El argentino que nos clasificó a un mundial luego de 36 años, no es el único extranjero que ha logrado la hazaña. Hubo otros dos hombres que llegaron al Perú con su jogo bonito y nos permitieron jugar con las mejores selecciones del mundo. 

El juego elegante de Didí

Didí bandera peruana

Waldir Pereira, Didí, fue uno de las más grandes estrellas brasileñas, ganador de la Copa del mundo en Suecia 58 y Chile 62. Tras jugar en Fluminense y  Botafogo, donde anotó más de cien goles en trescientos partidos, pasó al Real Madrid en 1959, pero no pudo conquistar Europa por su rivalidad con Alfredo di Stéfano, la leyenda del club "Vikingo". 

Su primera conexión con el Perú fue en 1957 cuando con un gol nos arrebató la clasificación al mundial de Suecia 58. Ese tiro al arco sería conocido como la folha seca por la inusual trayectoria que formaba el balón. Doce años después, la historia le daría la oportunidad de devolvernos la victoria robada. En 1969, fue designado entrenador de la selección peruana de fútbol y logró nuestro pase al mundial México 70, tras eliminar a Argentina. 

El exmundialista, Ramón Mifflin, lo recuerda así: "Yo lo veía como un ídolo. Me fascinaba verlo jugar con una elegancia, el cuello largo tipo cisne. Buena persona, buen amigo, buen orientador. (...) Predicaba con el ejemplo. Se metía a la cancha y te enseñaba cómo tenías que pegarle, por dónde tenías que caminar, dónde estaban los sitios vulnerables del otro equipo".

En entrevista para La Factoría, el periodista Bruno Rivas resalta que con Didí, clasificamos por primera vez a un mundial sin invitación. “Se logró asistir por mérito propio. La historia también plantea que este entrenador supo hacer que el Perú jugará a un gran nivel, (...) logrando lo que muchos consideran uno de los más importantes partidos que se jugaron en los mundiales", el histórico encuentro ante Brasil por los cuartos de final de México 70.

La magia del viejo Tim

Tim y uribe
A sus 66 años, Elba de Padua Lima, "Tim", se convirtió en entrenador de la selección peruana en 1981, en un momento de crisis institucional y deportiva. Apenas dos meses y medio antes de nuestro debut en las eliminatorias de ese año, Perú no tenía un técnico oficial ni una dirigencia estable. Además, habíamos perdido los últimos tres amistosos ante Checoslovaquia, Bulgaria y Chile.

Sin perder tiempo, el nuevo técnico respondió a la prensa deportiva expectante. Comentó sobre su edad con humor e hizo el anuncio soñado: "No se preocupen, que voy a clasificar al Perú". En solo cuatro meses cumplió la promesa. Tim lideró a la que es considerada como la mejor generación del fútbol nacional: Uribe, La Rosa, Cubillas, Chumpitaz , Velásquez, Barbadillo, Cueto, Duarte, Oblitas y la clasificó a España 82, su segundo mundial consecutivo.

Bruno Rivas recuerda a La Factoría la hazaña conseguida en las Eliminatorias de 1981: "Lo mismo pasaba con España 82 donde éramos visto como un equipo que no era el favorito y, sin embargo, también de la mano de un entrenador extranjero como Tim (...) se logró eliminar a un equipo poderoso como era el equipo uruguayo, incluso teniendo esa gran presentación en el Centenario, conocida como el Centenariazo”. 

El exmundialista Germán Leguía comparaba la semana pasada a Tim con Ricardo Gareca "por su don de gente y por su sabiduría". "Son de esas personas con las que puedes quedarte horas de horas hablando de fútbol, y siempre te quedas con alguna enseñanza", escribió.

El Tigre

garecaa

La historia de Ricardo Gareca ya es conocida. Al igual que Didí, el "Tigre" nos alejó de un mundial al anotar el gol del empate que le dio a Argentina el boleto a México 86. Mundial para el que, paradójicamente, no fue convocado. Treinta y dos años después tendría su revancha, pero esta vez como entrenador del Perú. 

Rivas destaca la fortaleza mental de Gareca, su liderazgo y esa capacidad suya para detectar el talento. "Estamos ante un entrenador que sabe formar equipos y cuando los forma también sabe darles la confianza necesaria para que se jueguen la vida por él".

Entre Emiratos Árabes y Australia saldrá el rival de Perú para el repechaje que nos colocaría en Qatar 2022. Por ahora solo quedar esperar con la fe intacta ese partido que, como siempre y por encima de las discrepancias, unirá al Perú en una sola voz. 

Te puede interesar