Educación: Perú vs Paraguay, un partido difícil

Derechos Humanos 29 de marzo de 2022
La selección peruana de fútbol jugó su partido definitorio en las eliminatorias para el mundial de fútbol, frente a Paraguay. Pero hay un partido más importante por jugar: el de la educación. En ese terreno ¿Qué tan bien parados están los contrincantes para este partido?

Por: Vanessa Cueva  

educacionperu1

La selección peruana de fútbol jugó su partido más difícil obteniendo el derecho a ir a la repesca. Una final de eliminatoria de infarto -frente a Paraguay- que definirá su pase a repechaje y con suerte su clasificación al mundial Qatar 2022. Sin embargo, este no es el partido más difícil que le toca jugar a nuestro país. Hay uno que aún no termina.

Sin duda, la llegada de la pandemia golpeó de una manera brutal al Perú en muchos aspectos. La educación fue uno de los sectores más afectados en estos últimos dos años de confinamiento total y parcial. Un sector tan olvidado y ‘fauleado’ por el cual ya habríamos sacado una merecida tarjeta roja.

Los albirrojos -como muchos países de Sudamérica- tampoco la tuvieron fácil. No obstante, emplearon sus mejores estrategias para contrarrestar la arremetida que representó el Covid-19 para muchas naciones del mundo.

En el primer año de pandemia, Paraguay enfrentaba dos grandes desafíos para dar el servicio educativo: por un lado, la accesibilidad a internet y el uso de herramientas tecnológicas; y por otro, el nivel de acompañamiento real, es decir, que las familias puedan cumplir el papel de “ayudantes de cátedra” y lograr la continuidad de la formación de los estudiantes matriculados y confinados en sus hogares. 

Según datos del Ministerio de Educación y Ciencias, alrededor de 1,480.000 niñas, niños/as y adolescentes se encontraban matriculados en 2019. Con el cierre de las instituciones educativas, el gobierno paraguayo apeló a otras estrategias de enseñanza como las plataformas de educación a distancia, aunque el acceso a dichas plataformas, requiere en primer lugar la posibilidad de tener una conexión a internet. Datos de la Encuesta Permanente de Hogares-EPH (2017) señalaban que, de la población de 5 a 17 años en edad escolar, el 87 % no poseía conexión a internet, siendo la disponibilidad de conexión una primera barrera para el acceso. Paraguay tiene una de las peores conectividades a interne de América Latina.

Pese a esta baja, Paraguay tuvo una jugada destacable. El Estado paraguayo optó por priorizar la entrega de 2,500 computadoras portátiles con acceso a Internet a 504 de sus instituciones educativas de las comunidades indígenas. Dicha decisión se basó en la ausencia de circulación del coronavirus en dichas comunidades, sumada a que su modo de convivencia familiar implica que “la escuela está dentro de la comunidad” y, por ende, han mantenido el vínculo con sus docentes. Paralelamente, en Paraguay los programas educativos fueron difundidos en radios comunitarias en solo cuatro de los 19 pueblos indígenas que tiene el país guaraní.

En nuestro país, la situación fue similar. Salvaguardando las distancias demográficas y territoriales, el Estado peruano preparó una estrategia para educar a distancia y, de esta manera, pudo implementar rápidamente el programa “Aprendo en casa”; sin embargo, en varios lugares fue imposible ejecutarla porque en el Perú todavía hay hogares que carecen de electricidad. Es así, que al inicio de la pandemia alrededor del 9 % de los estudiantes vivían en áreas donde no se podía acceder a ninguna modalidad de vínculo con “Aprendo en casa”.

Para combatir los embates de la brecha digital, el gobierno del entonces presidente Martín Vizcarra decidió hacer la entrega de un millón de tablets con sus respectivos cargadores solares y chip de internet a los beneficiarios del programa “Aprendo en Casa”, compuesto por escolares y docentes de instituciones educativas en zonas rurales y urbanas en situación de pobreza. Finalmente, de las 47 lenguas indígenas que tiene nuestro país, solo se ofrecieron programas de educación a distancia en nueve lenguas.

La salud mental: el as bajo la manga para ganar este partido

Frente a esto, quisimos conocer cuál la baja más urgente que el Perú debería trabajar para ganar el partido por la educación. Por ello, La Factoría conversó con la ex ministra de Educación,  Gloria Helfer. La especialista destacó el punto clave que el gobierno peruano debería trabajar y que tal vez, sea el área más delicada y desatendida durante la pandemia: la salud mental.

“Es fundamental -que sin eso los niños y las niñas no aprenden- y es que tienen emocionalmente. Nosotros estamos apuntando, gente que trabajamos en educación muchos años, a levantar ese tema porque está probado, demostrado, que los niños cuando están anímicamente, emocionalmente, no aprenden (…) Tenemos que crear esas condiciones y para eso se tiene que trabajar con los profesores y darles las condiciones para que trabajen estos temas que son temas sumamente importantes (…)”, señaló.

Asimismo, la ex titular de educación se mostró optimista frente a este desafío, haciendo especial hincapié de que este encuentro lo jugamos todos los peruanos. “En ese mismo espíritu deportivo, primero, nada debe bajarnos la moral, debemos ponernos guerreros, debemos de pelear, un extraordinario motivo de pelea, de conquista es la educación (…) entonces, nada de que nos haga sentir muy malos, de que somos los últimos, mentira, tenemos que dar la pelea todos, comenzando desde el Estado para que ponga lo que se necesita (…)”, declaró para La Factoría.

La estrategia está puesta en la cancha y son nuestros niños y niñas peruanos los más ilusionados por dar ese grito de gol en este partido pendiente por ganar. 

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar