Will Smith, el macho ofendido

Derechos Humanos 29 de marzo de 2022
El golpe de Will Smith a Chris Rock abre el debate entre quienes condenan su agresión y entre quienes festejan la defensa a su esposa. Analizamos, siguiendo a los especialistas, lo que hay detrás de una masculinidad violenta.

Por: Sheila Inga  

Will discurso

"El amor te hace cometer locuras". De esta forma, y entre lágrimas, Will Smith justificaba el golpe en la cara que le propinó al comediante Chris Rock, por burlarse de la enfermedad de su esposa, Jada Pinkett. El bochornoso espectáculo se dio en la última edición de los premios Oscar. Rock usó la alopecia de Jada, una condición que provoca la pérdida de cabello, para compararla con la protagonista de la película G.I. Jane, quien en una de las escenas se rapa completamente la cabeza. En las redes sociales se inició el debate entre quienes calificaban la actitud de Smith como propia de una "masculinidad tóxica" y quienes lo aplaudían por defender a "su mujer".

La masculinidad, una actitud aprendida

La Journal of School of Psychology define a la masculinidad tóxica como "la constelación de rasgos masculinos socialmente regresivos que sirven para fomentar la dominación, la devaluación de la mujer, la homofobia y la violencia sin sentido”. Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de masculinidad?

El antropólogo Raúl Rosales explica que, desde los estudios de género, se entiende a la masculinidad como una construcción social. Es decir, "nace de un conjunto de representaciones y prácticas que los hombres aprenden en varios espacios sociales como la familia, la escuela o el trabajo". 

En entrevista para La Factoría, calificó lo sucedido en los Oscar como una performance de la masculinidad. "A algunos les parece tóxica, pero es una masculinidad violenta, en la cual un hombre, en defensa del honor de la familia, en defensa de la reputación del patriarca, digamos, tiene que hacer algo para no ser burlado por otro".

En conclusión, para Rosales, Will Smith más que defender a su esposa estaría defendiendo su propio honor. "Quien actúa es el hombre, no actúa la ofendida. (...) Él no fue insultado, no fue burlado, sino su pareja". Detalla que al ser una burla pública, requirió una respuesta del mismo calibre porque es así como funcionan los mandatos de la masculinidad. "Siempre se asocia lo masculino al espacio público, al espacio político, al espacio mediático, a una acción de poder". 


Propone que al ser aprendida, la masculinidad se puede desaprender para pensar en nuevo modelo que allane el camino hacia la igualdad de género. "Una masculinidad que intervenga en el espacio doméstico, (...) que plantee una paternidad más sensible, más cercana, más cariñosa, para eliminar dos problemas que hay en la sociedad, sobre todo en la peruana: la violencia hacia la mujer y la desigualdad entre hombres y mujeres". El cambio, enfatiza, debe iniciar desde la vida cotidiana hasta las políticas públicas.

¿Humor negro o humillación?

chris rock

Chris Rock es conocido por un humor que genera risas culposas. En la ceremonia de los Oscar 2016, criticada por las escasas nominaciones a artistas afrodescendientes, dijo: “He visto por lo menos 15 personas negras en este montaje del video de apertura de la ceremonia. Bienvenidos a la elección de los blancos”. Sobre las denuncias de abuso sexual infantil contra el Rey del pop señaló: “Estuve en casa de Michael Jackson y vi a un niño salir corriendo y dijo: ‘¡Espera, sálvame!". 

Los estudios coinciden en ligar el humor negro con lo extremo. Para la doctora en Letras, Blanca Estela Ruiz, quienes lo practican apelan a varios artilugios, como la ironía y el sarcasmo, para abordar "temas oscuros, dolorosos, crueles y repugnantes". Su objetivo, señala, es "criticar ciertos convencionalismos de una manera sutil, ingeniosa y divertida. (...) Para el licenciado en Artes, Álvaro Luna Sandoval, se trata de un humor "capaz de suspender nuestros prejuicios morales más arraigados, apelando a la inteligencia y la imaginación para mostrarnos la vida desde su perspectiva más ridícula".

No es la primera que vez que Chris Rock usa el aspecto de las personas como material de sus monólogos. El sobrepeso del documentalista, Michael Moore, fue uno de sus blancos durante los premios Oscar del 2005: “Michael Moore estará pensando: ‘Tendría que haber hecho Supersize Me. Sí, ahí la investigación ya la tenía hecha”. Supersize Me es un documental en el que su creador prueba los efectos de la comida chatarra en su propio cuerpo, comiendo únicamente en McDonald’s. 

A más de veinticuatro horas de su violenta reacción, Will Smith se disculpó con el comediante por golpearlo. En sus redes sociales, el actor reconoció que su comportamiento fue "inaceptable e inexcusable". Sin embargo, recalcó otro punto en debate: "un chiste sobre la condición médica de Jada fue demasiado para digerir y reaccioné impulsivamente". Y es que la violencia física de Smith es condenable desde todo punto de vista, así como lo debería ser el humor que raya en agresión verbal.

Te puede interesar