Lina de Lima y su declaratoria de “guerra cultural”

Cultura 25 de marzo de 2022
Un video que circula en redes sociales, donde se hace una critica poco objetiva de la reciente estrenada película “Lina de Lima”, ha puesto el dedo en la llaga generada por el clasismo, los prejuicios sociales y la discriminación que azota a la sociedad peruana. ¿Adelantos de opinión? Veamos de qué trata.

Por: Vanessa Cueva  

lina1

Con respecto al reciente estreno -en varias salas de cine peruanas- de la película “Lina de Lima”, protagonizada por la actriz Magaly Solier, hace unos días circula en redes sociales un video donde el tiktoker, Roberto Rodríguez (@RobyRod21) -evidente simpatizante de la derecha más radical de nuestro país- hace una critica poco objetiva de la cinta.

Existen dos puntos importantes que destacar de este clip de 38 segundos. Veamos la primera. En un tono absolutamente melodramático, acompañado de una melodía propia del terror de la película “Psicosis” de Alfred Hitchcock, Rodríguez, menciona lo siguiente:

“Alusión al Sagrado Corazón de Jesús luciendo tacos rojos, con representación de la sangre saliendo de un par de piernas abiertas. Si aún no te has dado cuenta que esta es batalla es cultural, estás ‘frito pescadito’ (…)”.

Pero la tensión no acaba allí. Como si este llamado ‘alarmista’ no fuera suficiente, Rodríguez continúa su discurso vinculando la cinta de la directora chilena, María Paz Gonzáles con los llamados ‘caviares’ de la izquierda peruana, una forma de caricaturizar la posición ética y política de vastos sectores progresistas de nuestro país. Luego  termina su mensaje haciendo hincapié en que la película, su trama y su publicidad, es una declaratoria de ‘guerra’ cultural.

“(…) Para colmo esto, pausa a la imagen. Que estas mujeres ‘odiadoras’ y toda la progresía limeña en su conjunto promocionen esta película, ya te puede dar luces de lo que realmente se trata. La ‘caviarada’ y su agenda globalista para imponer ideas de izquierda siguen a toda máquina. Recuerda, esta batalla es cultural. No contribuyas a que la ganen”.

¿Batalla cultural? No queda claro a qué batalla cultural hace mención. Lo que sí parece estar bastante definido es que este mensaje solo tiene una connotación divisoria, con argumentos tan desfasados como tomar algunos símbolos de representación de la religión católica -para una película de ficción- es ‘pecado’, o que las personas que promocionan la cinta son seres llenos de odio, asignando ese carácter odiador y resentido, a la izquierda. ¿Prejuicios? ¿Adelanto de opinión? ¿Cucufatería? ¿Imposibilidad de separar la ficción de la realidad? ¿Estaremos ‘fritos pescaditos’ por no notarlo?

El clasismo, el racismo, los prejuicios y la discriminación son algunos de los flagelos sociales que azotan a nuestro país desde hace muchos años. Sin embargo, bajo la coyuntura política de los últimos tiempos, los mensajes de odio se han intensificado y el cine no ha sido ajeno a ello.

Para analizar mejor la crítica del video en mención, La Factoría contactó con el destacado dramaturgo, Eduardo Adrianzén. Para el especialista esto no es más que parte de la visión paupérrima de las personas que adelantan juicios, sin ningún ápice de conocimiento audiovisual. Además, consideró que es una opinión propia de un grupo de gente con una mentalidad muy cerrada.

lina3

“Es la tontería de siempre, es la tontería que sacan los que tienen un problema con lo que es dirección de arte o la estética de una película, los que tienen problemas con ver algo que los pone nerviosos por sus ideas y no por lo de la mayoría de la gente. En todo caso, creo que es una excelente publicidad para la película, si les molesta debe ser muy buena. Entiendo que la gente que tiene sus creencias pueda -en algunos casos- decir ‘ay, ¡qué mandados!, ¡qué faltosos! tal vez, pero -fuera de eso- no hay ninguna otra razón de nada. Para mi, es un mantra de un grupo de gente que tiene una agenda política muy ‘fascista’”, afirmó para La Factoría.

“Lina de Lima”, la ‘pecadora’ película ya está en los cines

La película “Lina de Lima”, protagonizada por la actriz ayacuchana, Magaly Solier se estrenó el 24 de marzo en varias salas de cine. La cinta llegó al Perú después de casi tres años de haber sido estrenada internacionalmente.

La artista consideró como “todo un reto” la construcción de este personaje, al que le guarda singular admiración. “Ha sido un reto amplio para mi porque había momentos donde las técnicas no servían para armar el personaje de ‘Lina’ y también, escogí el personaje por esa razón, por su fuerza, por su valentía y por el mensaje que transmite la película, ‘Lina de Lima’ y la directora María Paz”, señaló.

“Lina de Lima” tiene como principal eje el repaso -casi documental- de la vida de una mujer peruana migrante en Chile. En el filme, dirigido por la chilena, María Paz Gonzáles y que se exhibió con éxito en 2019 en festivales del mundo, Magaly Solier da vida a “Lina”, una mujer peruana migrante que ayuda a su familia a distancia, mientras trabaja como trabajadora del hogar en una casa acomodada de la capital chilena. En medio de sus problemas, “Lina” explora sus propios deseos e identidad. 

Con “Lina”, Solier se aleja de los papeles que hasta ahora habían dominado sus apariciones en la pantalla del séptimo arte, como en “Dioses” (2007), “La Teta Asustada” (2009) o “Retablo” (2017), todos dentro de la imagen de una mujer andina, avasallada por los dramas y las injusticias. 

Por esta película, Magaly Solier se hizo ganadora del premio a “Mejor Actriz” en el Festival de Cine de Chile. “Lina de Lima” es una co producción chileno-argentina-peruana con la que la directora, María Paz Gonzáles quiso hablar -desde el humor y la música- de temas que a menudo son presentados como dramáticos como la migración y la maternidad. 

En 2017, Solier fue escogida por la Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura como “Artista por la Paz” por la defensa de sus raíces. La actriz, además, destaca de manera importante en esta cinta gracias a la composición de melodías andinas y criollas que canta y baila en su lengua originaria, la misma que cuenta con 3,3 millones de hablantes en nuestro país.

Una película que, ahora sí, iremos a ver de todas maneras.

Te puede interesar