La pandemia resurge en China. Esta historia no termina

Derechos Humanos 16 de marzo de 2022
Cerca de 30 millones de ciudadanos chinos han vuelto al confinamiento ante el mayor brote de Covid-19 en dos años. ¿Qué falló?

Por: Sheila Inga  

china

"No entiendo qué pasa en otras ciudades. Las medidas de control funcionaban bien antes y ahora empieza de nuevo. ¡Nunca terminará!", dice con pesar Yan, una residente de Pekín, China, el país donde se inició la pandemia y que hoy vuelve a confinar a su población ante el mayor brote de COVID-19 en dos años. Según datos de la Comisión Nacional de Salud, el último martes 15 de marzo se reportaron más de 5280 contagios en 24 horas, la cifra más alta desde la primera ola. 

China tiene en la actualidad al 85.48 % de su población con la pauta completa de vacunación. Esto, sin embargo, no ha impedido un nuevo pico de infecciones por las variantes ómicron y delta, en un país que ha hecho todo lo posible para mantener el virus fuera de sus fronteras. Las preguntas caen por si solas: ¿Qué falló? ¿Volveremos al punto cero? ¿Venceremos alguna vez a la pandemia o esta llegó para quedarse?

China, un país sin inmunidad natural

En entrevista para La Factoría, el epidemiólogo Willy Lescano, explica que el alarmante rebrote de contagios en China no es inusual, sino es el resultado de su política de "cero covid", exitosa durante mucho tiempo, pero que ahora les juega en contra por no haber desarrollado una inmunidad natural. Protección que sí alcanzaron los países con millones de fallecidos e infectados, como el Perú, aunque a un altísimo costo. "(...) pero si uno va a China, si uno mira a Nueva Zelanda, a Hong Kong, no ha habido esa infección, esa cantidad de casos previos, esa inmunidad natural que protege contra las infecciones severas. Entonces allí sí se estima que las olas van a ser bastante más grandes". 

El riesgo latente de un rebrote 

El Ministerio de Salud del Perú estima que a fines de este mes, la tercera ola de la COVID-19 en el país podría llegar a su fin. César Munayco, director ejecutivo de Vigilancia en Salud Pública del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, precisó que lo que ocurra durante el 2022 será decisivo para declarar al virus SARS-CoV-2 como enfermedad endémica.

vacunacion perú

Pese a este alentador panorama, el epidemiólogo Willy Lescano advierte a La Factoría que el riesgo de nuevos rebrotes siempre está presente debido a la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes en personas con un sistema inmunológico debilitado, tal como habría sucedido con la variante ómicron en África. "(...) estas poblaciones inmunosuprimidas en las cuales, como se piensan que podría haber surgido ómicron, podrían albergar o podrían haber cepas que muten prolongadamente y acumulen mutaciones que las hagan transmisibles o más mórbidas".

¿Necesitamos una cuarta dosis?

Aunque ayudan a prevenir la hospitalización y muerte por COVID-19, sigue siendo cuestionada la capacidad de las vacunas chinas de Sinovac y Sinopharm para reducir la transmisión con variantes como ómicron. Ensayos realizados en Brasil refieren que Sinovac solo ha demostrado un 51 % de efectividad en la prevención de la enfermedad sintomática; Sinopharm, un 79 %.

vacunas covid

Ante la alarma por un rebrote en el país donde comenzó la pandemia, resurgen las voces que piden una cuarta dosis de refuerzo. Al respecto, Lescano detalla que "lo que han mostrado los estudios es que en algunas poblaciones vulnerables e inmunosuprimidas y otras, una cuarta dosis restituye los niveles de anticuerpos y puede ser beneficiosa, pero en la población general todavía la evidencia es insuficiente para determinar si esa cuarta dosis es necesaria y si realmente da un beneficio valioso".

Lescano recuerda que ninguna vacuna otorga una protección completa contra variantes como la ómicron, por lo que invoca a seguir cumpliendo las medidas sanitarias ya habituales. La pandemia aún se queda en casa. 

Te puede interesar