Solo ayudamos a los de ojos azules

Derechos Humanos 03 de marzo de 2022
Son centenares las denuncias de inmigrantes africanos que han señalado enfáticamente -en el contexto de la guerra en Ucrania- ser víctimas de un profundo racismo. Por su parte, medios de comunicación y líderes políticos también tuvieron comentarios despreciables que acentúan este flagelo llamado discriminación racial.

Por: Vanessa Cueva  

racismo_2

A menos de una semana del inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, otro desencuentro, arraigado en el tiempo y en la psique de los seres humanos, se ha acentuado en los últimos días. Con gran indignación, se han reportado centenares de denuncias de inmigrantes africanos que señalaban enfáticamente ser víctimas de racismo por parte de guardias en las fronteras y en los puntos de seguridad que les impedían cruzar la frontera, dando prioridad a aquellas personas que acreditaron su nacionalidad ucraniana..

Osarumen, ciudadano nigeriano que vive en Ucrania desde el año 2009, afirmó que actualmente se encontraba varado en una estación de tren en Kiev, capital ucraniana, junto con miles de personas más y no estaba seguro de su próximo movimiento. “No se aceptan negros (…) Esto no solo les sucede a los negros, también a los indios, árabes y sirios”, afirmó el ciudadano africano.

Moustapha Bagui Sylla, es un estudiante universitario de Guinea. Él hizo una denuncia similar. “Nos pararon en la frontera y nos dijeron que los negros no estaban permitidos. Pero pudimos ver gente blanca pasando”, lamentó la residente universitaria.

Sin embargo, esta discriminación no solo vino de parte de los guardias en fronteras y cierto sector de la población. También sumaron su ignorancia, y sus miedos, los medios de comunicación, y algunos lideres políticos mundiales que también dejaron notar de forma ostentosa esta despreciable tara.

Charlie D'Agata, corresponsal de CBS News, dijo que "esto no es Irak o Afganistán, esto es en una ciudad relativamente civilizada y europea".  Otro periodista del medio Catarí Al-Jazeera afirmó que no son refugiados tratando de escapar de Medio Oriente o el Norte de África "son como cualquier familia europea que vive a tu lado". En Francia, en el medio privado BFM TV, otro periodista dijo que lo que está sucediendo es como si estuviéramos "en Irak o Afganistán", mientras que una reportera de la cadena británica ITV dijo que "esto no es una nación del tercer mundo, esto es Europa".

Pero el papelón más grande a este nivel ocurrió en España. Santiago Abascal, el fascista español,  presidente del partido político Vox, -que representa a la ultra derecha española-  tuvo otro comentario inaceptable: “Estos sí son refugiados de guerra, mujeres, niños y ancianos (…) esos sí deben ser acogidos en Europa”, afirmó.

Todos estos reclamos, no solo han generado el enfado de la sociedad a nivel mundial, sino también de organismos internacionales como la Unión Africana. A través de un comunicado, el último lunes, su actual presidente, Macky Sall, y el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, realizaron un llamado internacional para que políticos, periodistas y ciudadanos de esa Europa que se reclama moderna y civilizada, trate a todos los migrantes por igual.

"Los informes de que los africanos reciben un trato diferente es inaceptable, serían escandalosamente racistas y violarían el derecho internacional. En este sentido, los presidentes instan a todos los países a respetar el derecho internacional y mostrar la misma empatía y apoyo a todas las personas que huyen de la guerra, independientemente de su identidad racial", manifestaron.

Por su parte, Jeff Crisp, exjefe de política, desarrollo y evaluación de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR señaló: “Los países que habían sido realmente negativos en el tema de los refugiados y que han hecho que sea muy difícil para la UE desarrollar una política de refugiados coherente durante la última década, de repente presentan una respuesta mucho más positiva”. Claro, porque no son negros africanos.

Según los más recientes informes, se sabe que alrededor de 4,000 nigerianos estudian actualmente en Ucrania y constituyen el segundo grupo más grande de estudiantes extranjeros en el país, detrás de los marroquíes, que representan a un grupo de 8,000. 

Racismo arraigado: el sentido de “humanidad selectiva” en medio de la crisis

Esta situación ha alimentado una sensación de consternación al drama mismo del conflicto bélico. ¿Por qué se acentúa los sesgos raciales en tiempos de crisis? ¿Por qué situaciones de abatimiento dejan aflorar la falta de humanidad en algunos grupos humanos? 

Para Gabriela Perona, Ex Directora de Diversidad Cultural y Eliminación de la Discriminación Racial del Ministerio de Cultura, es preocupante que los medios de comunicación formen parte de esta ola de discriminación. “Todos los momentos que estamos viviendo dejan mirar como los cuerpos también están ‘racializados’ (…) esa cobertura sobre la preocupación que tenemos cuando sucede alguna situación crítica también se evidencia en si hay algunas poblaciones que de pronto nos preocupan más (…) creo que se ha dejado ver sobre todo en la cobertura de los medios que es algo que tenemos que cuestionarnos constantemente, cómo podemos realmente llegar a afirmar que la violación de un derecho humano puede ser más o menos preocupante, dependiendo del color de piel o del color de los ojos”, declaró para La Factoría.

Además, la también comunicadora para el desarrollo, acotó: “Creo que revela como ese racismo es tan estructural que incluso, somos capaces de poner como una regla que para algunos sí puede estar permitido o es normal (…) no nos parece tan mal, pero cuando le toca a alguien que se parece a nosotros, físicamente, por lengua, etc; ahí sí nos toca, y eso es algo que tenemos que ‘problematizar’ de manera constante y creo que revela mucho como miramos el mundo, los conflictos y como hemos naturalizado tanto la violencia que esta asociada al racismo y que es interseccional; no estamos hablando solo del color de piel, sino estamos hablando de distintas desigualdades”.

Mientras que, para el antropólogo Eduardo Ballón, esta discriminación racial no es algo sorprendente, debido a que sociedades del mundo, incluida la nuestra, llevan arraigado consigo este problema por años. “Me parece lamentable, condenable, pero no me parece sorprendente porque es un problema de larga duración de la sociedad, yo diría, en general, de la sociedad contemporánea dentro del capitalismo más dramático (…)”, evaluó.

Finalmente, Ballón consideró que la eliminación del racismo en el mundo es una tarea de carácter urgente. “Los ucranianos vienen siendo considerados como europeos, occidentales, blancos y cristianos. En otros conflictos como, por ejemplo, en el oriente medio, o en los países árabes los refugiados son considerados seres inferiores y en el caso africano peor aún” (…) Es una de las tareas más urgentes que tiene la humanidad, es una tarea más urgente en el caso de sociedades como la nuestra”, detalló para La Factoría.

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar