“El Ojo que Llora”: ONU felicita declaración como patrimonio cultural de la nación

Memoria 23 de febrero de 2022

Por: Vanessa Cueva  

ojo_1

Desde Ginebra, hoy, miércoles, expertos de la ONU felicitaron al Perú por la decisión de declarar “El Ojo que Llora” como patrimonio cultural de la nación. Con esta decisión, Naciones Unidas, reconoce -en esta obra de arte- un auténtico santuario de memoria creado en conmemoración de las miles de víctimas de los peores años de la violencia desatada en el país, durante la época del conflicto armado interno.

En ese mismo sentido, el relator de la ONU para la promoción de la verdad y la justicia, Fabián Salvioli, y su homóloga para los derechos culturales, Alexandra Xanthaki, instaron a las autoridades a redoblar esfuerzos por protegerlo de posibles ataques vandálicos.   

"Nos preocupa que tales expresiones puedan dar lugar a nuevos actos de violencia contra las personas que apoyan el monumento, así como poner en peligro el propio sitio conmemorativo", mencionaron los especialistas de la ONU.

En relación al dictamen del proyecto de ley presentado por el congreso que pretende ahora derogar la resolución del Ministerio de Cultura que declaró al monumento como patrimonio cultural de la nación, los especialistas refirieron que se debe preservar la memoria histórica de la violencia pasada para "evitar la aparición de teorías revisionistas y negacionistas". 

Las reacciones y los ataques continúan

Luego de su declaración como patrimonio cultural el 25 de enero pasado, el memorial “El Ojo que Llora”, ubicado en el Campo de Marte, en Jesús María, ha sido blanco de críticas y de continuos ataques desde el año 2007.

La congresista de Fuerza Popular, Martha Moyano, hermana de la fallecida y recordada activista de izquierda, Maria Elena Moyano -quien fue asesinada con dinamita por Sendero Luminoso en el distrito de Villa El Salvador- manifestó su desacuerdo con la decisión tomada por el Ministerio de Cultura.

Para la legisladora el procedimiento que dio lugar a esta declaratoria hecha durante la gestión de la exministra Gisela Ortiz, no estaría del todo claro. “He enviado una carta pidiéndole información sobre todo este procedimiento y todo lo actuado para conocer cómo llegó a que ‘El Ojo que Llora’ se convierta en patrimonio. Y también el informe para saber si ella pertenece o no a esa ONG, ya sea voluntaria o como fuera, porque entonces estaríamos hablando de un conflicto de intereses”, señaló en enero pasado.

Sumado a esto, el 2 de febrero, los voceros de las bancadas de Fuerza Popular, Alianza para el Progreso, Acción Popular, Avanza País, Renovación Popular y Somos Perú aprobaron la exoneración de dictamen del proyecto de ley 1216-2021-CR, iniciativa legislativa promovida por la bancada de Avanza País que busca derogar la cuestionada decisión. 

Paralelamente, entre los años 2007 y 2020, el mencionado monumento ha sufrido continuos ataques -hasta en siete ocasiones- por grupos extremistas que han pretendido atentar contra el memorial que recuerda a las miles de víctimas del terrorismo que desoló al Perú entre el año 1980 y 2000.

Es así como grupos de personas pertenecientes a los grupos La Resistencia y sus dos escisiones más radicales: Los Insurgentes y Los Combatientes del Pueblo -los cuales se caracterizan por sus discursos llenos de odio y sus persistentes invocaciones al golpe de Estado- han manifestado abiertamente su deseo de arremeter contra este monumento. 

El 11 de setiembre del 2021, través de su cuenta en Facebook, Royer Ayachi, líder de Los Combatientes del Pueblo, proclamó públicamente su deseo de violentar este espacio. “Nuestra tarea es destruir ‘El Ojo que Llora’ y el ‘Lugar de la Memoria’, santuarios de Sendero (Luminoso)”, aseguró Ayachi, luego de que se anunciara el fallecimiento de Abimael Guzmán, el genocida líder de Sendero Luminoso.

Cabe recordar que el “Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM)”, ubicado en el distrito de Miraflores, es otro espacio creado para recordar a las víctimas de un período "marcado tan rotundamente con el sello de la vergüenza y el deshonor como el fragmento de historia que estamos obligados a contar en estas páginas", según lo refirió Salomón Lerner Febres cuando entregó -en su calidad de presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación- el Informe final de la investigación que dicho grupo de trabajo desarrolló; el mismo que ha sido denostado y está bajo la mirada violenta de sectores extremistas.

Hay que recordar, además, que el LUM alberga un memorial que recuerda a Inti Sotelo y Brian Pintado, asesinados en las marchas contra el breve régimen de Manuel Merino, y que debido a ello también ha sido amenazado en más de una ocasión por estos mismos grupos extremistas.

Iris Jave, investigadora del Instituto de Democracia y Derechos Humanos (IDEHPUCP) considera que la felicitación de la ONU es una clara señal de avance de las políticas públicas de los países a nivel mundial: “Esta declaración de las Naciones Unidas es un reconocimiento a cómo los países avanzan en sus políticas públicas de memoria que van realizando acciones tanto de reconocimiento a las víctimas en última instancia y a la sociedad en su conjunto. El memorial “El Ojo que Llora” es una representación fundamental para las víctimas de la violencia en el Perú, dado que existen más de 21 mil  personas desaparecidas durante el conflicto armado interno y las personas encuentran en el memorial un lugar para la resignación y el reconocimiento de sus seres queridos”, declaró para La Factoría.

Así mismo, se sumó al pedido de los expertos, destacando que la seguridad de este monumento es fundamental. “Eso es fundamental porque el memorial ha recibido varias agresiones físicas y, además, con estos discursos de odio que se emiten hoy en día en los medios de comunicación a través de algunos actores políticos, eso genera un mayor riesgo para el memorial. Es fundamental, no solamente resguardarlo para que se preserve la obra de la artista Lika Mutal, sino que también es importante fortalecerlo para que sea un espacio permanente de aprendizaje permanente para las nuevas generaciones acerca de nuestro pasado reciente”, señaló.

Además, calificó como un “despropósito” la medida congresal que busca derogar la resolución del Ministerio de Cultura. “Yo creo que es un despropósito porque creo que es una estrategia para atentar contra la memoria de las víctimas, para ocultar una parte de la realidad, una parte de la historia del Perú que está contenida ahí”, explicó.

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar