Xenofobia: Álvaro Paz de La Barra propone que extranjeros no brinden servicios de delivery

Derechos Humanos 21 de febrero de 2022
Álvaro Paz de la Barra propone que extranjeros no brinden servicio de mototaxi, taxi ni delivery. Lo que el alcalde de La Molina no dice, o no sabe, es que el servicio delivery representa a migrantes venezolanos en 80%. Es justo esa informalidad la que ha permitido su incorporación al mundo laboral peruano.

Por: Nicole Pinto 

El alcalde de La Molina y postulante a liderar el Municipio de Lima, Álvaro Paz de La Barra,  propone que se restrinja a los ciudadanos extranjeros la posibilidad de realizar trabajos en mototaxi, taxi y servicio delivery temporalmente en su distrito. Esto debido al supuesto incremento de robos y asaltos en estos vehículos. 

Indicó que a la fecha el servicio de delivery en Perú no tiene un marco normativo, razón por la cual “no está regulado”. “En los otros servicios lamentablemente pulula la informalidad razón por la cual ahí tienen que entrar las entidades competentes”. Además, señaló que su propuesta “no es xenófoba” y que a la par de esta se debería trabajarse un paquete de políticas de inserción laboral.

"Cualquier propuesta que pretenda limitar derechos básicos de la persona, como es el derecho al trabajo, se estaría colocando en un escenario que estaría transgrediendo derechos amparados en la actual Constitución", se señaló dese el Observatorio de Plataformas. Además, se agregó  que "una propuesta que esté enfocada a limitar estos derecho a un grupo social, por el solo hecho de su origen o nacionalidad, es evidentemente discriminatorio pues como vemos la mayor parte de personas que realizan el servicio de delivery responden a una nacionalidad en especial".

"Opiniones como las del alcalde de La Molina evidencian un desconocimiento de esta realidad, pero además se ha dado estas declaraciones en marco de enfrentar la inseguridad ciudadana. El INPE lo que ha declarado hasta el cierre del año 2019, es que la tasa de criminalización realizada por venezolanos en nuestros país representa e 1.3% del total de denuncias que se registra y en cuanto a presencia carcelaria alcanza el 0.48%. Entonces creemos que se está enfocando el problema de la inseguridad ciudadana que no tiene una conexión directa con el factor migratorio". 

El servicio de delivery aumentó con la llegada de la pandemia de COVID-19 a través del uso de aplicaciones. Con riesgos y con un elevado índice de precariedad, en su mayoría es asumido por migrantes, que enfrentan el riesgo de la enfermedad con recursos propios y obteniendo un ingreso muy limitado. 

En el Perú, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en el Perú hay más de un millón personas venezolanas y más de 496.000 han solicitado la condición de refugiado. Asimismo, de acuerdo a una reciente encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática, el 42% de la población venezolana que reside en el país son jóvenes de 18 a 29 años de edad, seguido por los adultos jóvenes de 30 a 44 años que representan el 29,8%. 

El Observatorio de Plataformas editó el libro «Delivery y Empleo: Diagnóstico Sobre las Condiciones Laborales en las Plataformas Digitales, Caso Lima, Perú», que trata del primer estudio detallado que se hace del trabajo por delivery a través de plataformas digitales. El estudio concluyó que el 80% de los repartidores son migrantes venezolanos, seguidos por poco menos de 20 por ciento de peruanos y un porcentaje pequeño de ciudadanos colombianos. 

Desde  el Observatorio de Plataformas se indica que "el 80% son extranjeros, específicamente de nacionalidad venezolana y es un trabajo altamente masculinizado". "Hay un dato aquí importante en medio de este contexto, el 66% de los encuestados manifestó haber sufrido algún tipo de agresión mientras desarrollaban su trabajo, se referían a la xenofobia en forma de agresiones verbales y empujones", agregó. 

"Esta situación de xenofobia se reforzó durante la pandemia. Un 58% de ellos señaló que esta situación había empeorado durante la pandemia, así como la discriminación y el racismo".

Por otro lado, el estudio realizado por Equilibrium - Centro para el Desarrollo Económico (CenDE), reveló que el 68% de venezolanos en el país trabaja, pero solo el 20% lo hace en su sector; el 40 % de forma independiente, el 14% se dedica al comercio ambulatorio y el 23 % a actividades profesionales o técnicas. El estudio también desveló que, pese a los esfuerzos por garantizar la cobertura sanitaria durante la pandemia, 7 de cada 10 carecen de un seguro de salud.

Mientras tanto, la xenofobia excede la institucionalidad. Respecto a ello, la nueva medida propuesta por el alcalde de La Molina contribuye a más exclusión de las personas venezolanas migrantes. 

Te puede interesar