Lactancia materna: ¿por qué se debe de tener cuidado con el anís de estrellas?

Derechos Humanos 21 de febrero de 2022
El anís estrellado en infusión es usado frecuentemente para el tratamiento del cólico y como tranquilizante en lactantes. Sin embargo, tiene altas probabilidades de causar convulsiones.

Por: Nicole Pinto 

FL1572BXIAQ6UiS

La costarricense Claudia Caterinella, residente de Cuidados Intensivos, publicó un hilo en su cuenta de Twitter en donde explicó que su sobrino, de menos de un mes, tenía una enfermedad compleja. ¿La razón? "El pequeño nunca llora, cuesta demasiado despertarlo para que coma y ha tenido episodios que parecen convulsiones 3 veces", escribió. 

"Después de varios días en el hospital y muchas punzadas, los pediatras del Hospital Nacional de Niños (que son unos cracks) descartaron lo peor y llegaron a la sospecha de que era una intoxicación por un té que está tomando mi hermana, que tiene ANIS DE ESTRELLA", detalló Caterinella. Por lo que le quitaron la lactancia materna y en menos de 12 horas el bebé ya estaba activo, alerta y llorando con fuerza como nunca en la vida. 

En el hilo de Twitter se puede leer otros testimonios en donde indican que a raíz del té de estrellas los bebés empezaron a tener sintomatología extraña. "Mi bebé ha tenido reacciones similares, espasmos musculares, somnolencia narcótica por el día e insomnio por la noche", indica uno. "A mi sobrina siendo un bebé se lo daban y le paralizó los intestinos", escribe otro. 

El té de estrella supuestamente se comercializa como un promotor de la producción de leche materna. Sin embargo, su administración en altas dosis en los lactantes se ha relacionado con la aparición de crisis convulsivas y somnolencia. Asimismo, la ausencia de control en la presentación y comercialización dificulta la dosificación y favorece la ingesta abusiva, pudiendo provocar reacciones adversas.

Caso clínico por intoxicación en el Perú

Según la revista peruana de Pediatría - 2005, el 21 de marzo del 2004 ingresaron a la Unidad de Emergencia del Instituto Especializado de Salud del Niño las gemelas Ch. C. D. y K. C. D. Ambas con 45 días de nacimiento, transferidas de un Hospital de Lima, acompañadas de la madre, por presentar: irritabilidad, pobre succión, hipertonia y convulsión con un probable tiempo de enfermedad de 8 a 10 horas. La principal probabilidad por la que se realiza la transferencia es la lactancia. 

Al examinar a las gemelas, se obtuvo el dato que el día anterior fueron cuidadas por una amiga que, al verlas que lloraban mucho, les preparó una "infusión de anís", la misma que recibieron las bebes hasta en dos oportunidades más. Al existir una posibilidad de que el anís esté contaminado, se le preguntó a la madre si era posible obtener el producto para ser analizado. Al obtener el "anís" se observó que se trataba de "anís estrellado" que anunciada propiedades "expectorantes". 

Después de día internadas en UCI, las gemelas fueron dadas de alta y la evolución fue favorable. En el Perú, el consumo del anís estrellado, se circunscribe principalmente al cólico del lactante, teniendo también otras utilidades. Sin embargo, los efectos adversos que produce son poco conocidos. 

Sobre ello, en el mismo año, el ministerio de Salud advirtió que el uso y consumo de algunas plantas medicinales puede provocar daños a la salud. Sobre los peligros que significan algunas de estas plantas, el exdirector general del Centro Nacional de Salud Intercultural del Instituto Nacional de Salud, Dr. Oswaldo Salaverry García, precisó que se reportó el uso de plantas que pueden causar reacciones alérgicas severas en personas con alta sensibilidad a sus componentes. Un ejemplo es el “anís estrellado” que a concentraciones altas produce convulsiones.

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar