Polémica: Proyecto de ley prohíbe viajar en moto a dos personas

Política 17 de febrero de 2022
El proyecto anunciado por el ministro del Interior, Alfonso Chávarry, también inhibe portar armas de fuego a las personas que viajen en este medio de transporte, incluso si cuentan con licencia de Sucamec. De ser aprobado por el Congreso, será aplicada en principio a motociclistas de Lima y Callao.

Por: Vanessa Cueva  

moto 1

El pasado miércoles 16, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) aprobó el proyecto de ley que prohíbe viajar a dos personas en una misma moto lineal, esto como una medida para frenar el aumento de delitos cometidos en este tipo de vehículos. 

El proyecto anunciado por el ministro del Interior, Alfonso Chávarry, también prohíbe portar armas de fuego a las personas que viajen en este medio de transporte, incluso si cuentan con licencia de armas. Además, será aplicada solo a motociclistas de Lima y Callao, en un principio.

Como se sabe, el documento que plantea dicha medida, será enviado al Congreso de la República para la respectiva evaluación. Esto ya lo había mencionado -días atrás- por el Jefe de Gabinete, Aníbal Torres, quien  con entusiasmo demostró su respaldo a dicha iniciativa.

Por el contrario, hay quienes no apoyan este cuestionado proyecto. Centenares de miembros de la Asociación de Motociclistas del Perú se reunieron en los exteriores del Campo de Marte en rechazo de esta medida. 

Ricardo Millones, presidente de la Asociación, afirmó que ellos son respetuosos de los operativos policiales y de las medidas para combatir la inseguridad ciudadana. Sin embargo, este proyecto los afecta directamente porque ellos usan las motocicletas como medio de trabajo y de traslado e incluso, muchas veces, también son víctimas de la delincuencia. 

La Defensoría del Pueblo también opinó al respecto. La institución instó al Ejecutivo a que esta medida sea discutida en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, puesto a que debería basarse en información sobre la incidencia y las modalidades delictivas en las que se hace uso de estos vehículos; de lo contrario, afectaría indebidamente el derecho al libre tránsito.

Pero, ¿será este proyecto una buena medida para reducir los índices delincuenciales en el país? Recordemos que en los años 2013 y 2017 se presentaron proyectos de ley similares, los mismos que no prosperaron. 

Asimismo, en el año 2018, la ciudad de Bogotá -que atravesaba una de sus peores crisis de inseguridad ciudadana-a través de  la Alcaldía de la ciudad, aprobó el decreto que estimaba la misma cuestionada medida. La norma se mantuvo vigente por el plazo de tres meses, siendo aplicada las 24 horas del día, los siete días de la semana. Pese a ello, no tuvo mayor impacto.

Más medidas, misma cifra delincuencial

Durante una actividad oficial, hoy, el presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, instó a los gobernantes regionales a reforzar las medidas de lucha contra la inseguridad, mejorando el trabajo del personal de Serenazgo, considerando que estos podrían hacer el uso de armas, previa preparación.

Juan Carlos Molina, especialista en seguridad ciudadana, afirmó para La Factoría que esta propuesta sí podría ser ejecutada. Sin embargo, deberían revisarse varios detalles como el respaldo legal que deberían asumir las municipalidades frente a alguna eventualidad.

“El uso del arma sí puede ser, con criterio,  asignada. La pregunta es ¿bajo qué filtros? ¿a qué serenos? ¿qué municipalidades cumplen con preparar serenos? En una escuela de serenos donde le expliques ¿qué es una intervención? ¿a qué intervención se va? ¿a qué intervención no se va? Y lo más serio ¿cuándo desenfundar un arma? Habría que enseñarle ese fundamento (…) Y el cuadro legal que viene detrás consiste en -si la municipalidad- está preparada para asumir las consecuencias legales que esto puede traer (…) Hay una serie de aristas que pueden ayudar a mejorar la idea del Ejecutivo”, señaló.

Además, Molina cree que el personal de serenazgo debería recibir una correcta capacitación que les permita continuar mejorando sus estrategias en la lucha contra la inseguridad ciudadana.

“Existen cinco municipalidades, serán seis, que han llegado a optimizar sus cuerpos de seguridad ciudadana a tal extremo que se toman un tiempo de capacitación (…) donde se les capacita con las normas de escuela de la Policía técnicamente (…) Si se quiere hacer seguridad ciudadana, bajo esta coyuntura, mucho más preparados, con mucho más conocimientos de calle (…) es tener al Serenazgo preparado que sacar al Ejército, saben reaccionar más, copan mejor, tienen mayor logística (…)”, indicó a La Factoría el especialista.

En su opinión, existen ciertas “rivalidades institucionales” entre la Policía y el cuerpo de serenazgo que impide que estos efectivos asuman responsabilidades como el abordaje de intervenciones que son manejados íntegramente por la Policía. 

“El tema de seguridad ciudadana es un tema mal abordado por donde tú lo veas. Hay muchos intereses que se manejan a nivel de la Policía (…) La mayor parte de capturas que muchas veces uno ve en el día, no es que la Policía y el ‘Plan Cerco’ (…) es netamente los cuerpos de seguridad ciudadana que hacen persecuciones y tienen que dárselos a la Policía por un tema de ley (…) Entonces hay un tema de rivalidad institucional porque hay Generales en la Policía que nunca van aceptar que el serenazgo vaya en paralelo”, finalizó.

Cierto o no, lo real es que la inseguridad ciudadana es un problema que se ha desbordado en nuestras calles y en todo el país y continúa escapándose de nuestras manos y de las del Estado mismo. 

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar