Victoria Santa Cruz: a un año del centenario

Cultura 27 de octubre de 2021
Hoy se cumplen 99 años del nacimiento de Victoria Santa Cruz. La conmemoramos y recordamos mientras que el país se prepara para celebrar su centenario en el 2022.

Por: Nicole Pinto 

victoria_santa_cruz

Un día como hoy, pero de 1922 nació quien se convertiría en una de las mayores representantes de la cultura afroperuana: Victoria Eugenia Santa Cruz Gamarra. Nacida en La Victoria, el 27 de octubre, fue una compositora, coreógrafa y diseñadora peruana. Su poema "Me gritaron negra" todavía preserva a través del tiempo el estigma hacia lo africano y es referente para denunciar el racismo estructural.  

Hija del escritor Nicomedes Santa Cruz, y su madre, Victoria Gamarra, nació en una familia muy ligada a la pintura, fue una gran bailarina de zamacueca y marinera. Así, desde niña, la vida de Victoria estaría precedida por el arte.

En 1958 se inició en el mundo de las tablas con el grupo de danza y teatro Cumanana, junto a su hermano menor, el decimista Nicomedes Santa Cruz. Posteriormente, en 1961, fue becada por el gobierno francés, a donde viajó para estudiar en la Universidad del Teatro de las Naciones y en la Escuela Superior de Estudios Coreográficos, destacando como creadora y diseñadora del vestuario de la obra "Retablillo de don Cristóbal", de Federico García Lorca, y en "La rosa de papel", de Ramón del Valle Inclán.

Owan Lay Gonzáles, ex director del LUM, menciona que Victoria Santa Cruz deja tres legados esenciales. "El primero tiene que ver con contribuir al renacimiento de la cultura afroperuana; su segundo legado tiene que ver con hacer que el patrimonio cultural en material afroperuano se convierta en un arte del espectáculo y colocarlo en grandes escenarios. Y su tercer legado tiene que ver con colocar en debate público el impacto que el racismo y la discriminación genera sobre los cuerpos y las mentes de hombres y mujeres afroperuanas". 

WhatsApp Image 2021-10-27 at 10.00.41

A su regreso al Perú, en 1968, fundó la compañía "Teatro y Danzas Negras del Perú", grupo que representó a nuestro país en las festividades ligadas a los Juegos Olímpicos de México del mismo año. Victoria fue nombrada directora del Centro de Arte Folclórico, directora de escena del Primer Festival de Arte Negro del Perú y directora del Conjunto Nacional de Folclore del Instituto Nacional de Cultura. Además de ser destacada compositora e intérprete, también dedicó su vida a recopilar y rescatar expresiones artísticas afroperuanas, como el Alcatraz y la Zamacueca. 

Para la comunicadora y activista afroperuana, Ana Lucía Mosquera Rosado, Victoria Santa Cruz "trasciende su aporte a la cultura afroperuana". Sin embargo, "no ha tenido el reconocimiento debido" pese a ser una de las grandes intelectuales del país. 

"Y me gritaron negra"

"Me alacié el cabello / me polveé la cara / y entre mis entrañas siempre resonaba la misma palabra / ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!", escribió Victoria Santa Cruz en uno de sus poemas más potentes, "Me gritaron negra".

A través de sus letras y piezas teatrales Victoria mostró y evidenció el impacto que tiene el racismo y la discriminación. En una entrevista, contó que el poema nació desde su experiencia, cuando una familia blanca se mudó a La Victoria, lugar en donde creció: “Cuando salgo a jugar la gringuita me mira y dice ‘si esa negrita juega, yo me voy’. ‘Bueno, digo yo, esta acaba de llegar y ya está poniendo reglas.’ ¿Cuál sería mi sorpresa? Cuando mis amigas me dicen ‘Vete, Victoria’. Una puñalada es una caricia comparado con aquello que me pasó. Yo no sabía que era negra. Cuando digo no sabía que era negra no estoy hablando del color, sino de lo que eso implicaba.”

"Cuando se hizo público este poema no se discutía de manera abierta sobre el impacto que tiene el racismo", explica Ana Lucía Mosquera Rosado. "Hasta hoy este poema es poderoso porque el racismo sigue siendo muy vigente en nuestra sociedad y es un poema que se recita en muchos espacios de Latinoamérica por la carga simbólica e importante que tiene".

A su vez, Owan Lay Gonzáles, precisa que el poema es "bastante significativo no sólo porque es una narración en primera persona sobre aquello que sienten los sujetos racializados frente al racismo". Añade, además, que "el racismo estructural genera representaciones sociales sobre los cuerpos de los hombres y mujeres afroperuanos". 

Victoria Santa Cruz partió de este mundo el 30 de agosto de 2014, a los 91 años, dejando su legado como la recuperación de la cultura afroperuana y negra de América Latina. Cerramos esta conmemoración citando una de sus más grandes frases: "Que no me diga nadie que no es racista antes de serlo. Hay que serlo primero, pero no quedarse ahí". Gracias, Victoria. 

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar