La cloaca de la iglesia francesa

Derechos Humanos 05 de octubre de 2021
Más de 216.000 menores fueron víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica en Francia desde 1950. Esta revelación proviene de  informe independiente que ahondó en esta terrible tragedia y que se presentó hoy en París.

foto 2

La cifra ascendería a 330.000 si se tiene en cuenta a los laicos que trabajaron en instituciones religiosas, señaló la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (CIASE). Hasta inicios de 2000, la curia de la Iglesia católica francesa mostró una "cruel indiferencia" con las víctimas de estos abusos las cuales  tuvieron un "carácter sistémico", argumentó el presidente de la CIASE, Jean-Marc Sauvé de 72 años.

El informe desarrollado por Suavé, católico practicante, tiene más de 2000 páginas:  "ha sido una pesada carga llevar este encargo de la Conferencia Episcopal de Francia y a la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Francia", confesó el responsable de darle luz a esta afrenta.

Foto 5

El episcopado francés respondió rápidamente, en lo que sería una respuesta preparada con días de antelación frente a los resultado del informe: "Mi deseo, en el día de hoy, es pedirles perdón", dijo el presidente del episcopado, monseñor Éric de Moulins-Beaufort, que expresó su "vergüenza" y "determinación a actuar" con las víctimas. Poco después fue el propio Papa Francisco quien reaccionó. El pontífice manifiesto "su inmenso dolor" por las miles de víctimas de abusos sexuales, indicó en un comunicado el Vaticano.

Francisco "piensa ante todo en las víctimas, con inmenso dolor por sus heridas y con gratitud por su valentía para denunciar", resaltó en el comunicado el vocero vaticano, Matteo Bruni.

Los 22 miembros de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia iniciaron sus trabajos en febrero de 2019. El inicio de su trabajo coincidió con una serie de escándalos, como el del sacerdote Bernard Preynat, condenado en 2020 a cinco años de prisión por abusos sexuales en los años 70 y 80.

"Ustedes, miembros de la comisión, regresan del infierno", dijo durante la presentación François Devaux, fundador de La Parole Libérée, una antigua asociación de víctimas que en 2016 denunció el caso de Preynat y la inacción inaceptable de cardenal Philippe Barbarin.

Captura de pantalla 2021-10-05 a la(s) 11.42.28

De los 115.000 sacerdotes o religiosos hombres censados en los últimos 70 años en Francia, hubo "entre 2.900 y 3.200 pederastas", dijo Sauvé, precisando que era una "estimación prudente".

Además de evaluar el alcance de los hechos, los expertos de la Comisión, donde han laborado abogados, teólogos, psicólogos e historiadores y que junto al informe final han formulado 45 propuestas para reconocer el dolor de las víctimas, evitar otros casos y reformar el derecho canónico.

"Quiero que la Iglesia reconozca esa extrema violencia", que dé nuevas directrices a los clérigos, pero, sobre todo, que "no pase página", les había dicho Jean-Marie, un hombre de 82 años que fue víctima de abusos por religiosos en su infancia. La Comisión, con esta investigación, le pide así a la Iglesia que reconozca su responsabilidad "sistémica", que ponga en marcha ceremonias públicas para honrar a las víctimas y que deje claro que el secreto de confesión no cubre esos delitos, que deben ser denunciados a la justicia.

Otras de las recomendaciones es indemnizar a las víctimas por los "daños sufridos", pero con el patrimonio de los agresores o de la Iglesia y no con aportaciones de los fieles. "Ustedes deben pagar por todos estos crímenes",  urgió François Devaux ante un escenario enmudecido.

La mayoría de los hechos ya están prescritos y los criminales ya fallecieron, por lo que es improbable ir a los tribunales. El episcopado francés ha prometido para 2022 indemnizaciones financieras.

Te puede interesar

Suscríbete

Deja tu correo y sé parte de la comunidad de persona que recibe periódicamente las novedades de LA FACTORÍA.

Te puede interesar