La facebookdependencia empresarial

Compártenos:

Dirijo una pequeña, pero muy potente y talentosa empresa, si me permiten la modestia. Es una Agencia de Noticias y Comunicación y la manejo junto a un grupo de jóvenes muy capaces y preparados. Un día les contaré con detalle un poco de cada una de las áreas de La Factoría –así se llama- porque esta vez quiero concentrarme en lo complejo que será, para estructuras chicas y grandes, tener a Facebook como la plataforma principal para la distribución de contenidos a partir de cambios inminentes.

El CEO de la gran red social ha señalado, recientemente, que el algoritmo de Facebook cambiará, y lo hará privilegiando la comunicación entre personas y grupos familiares por encima, o por delante, del contenido institucional, comercial o noticioso.

Eso significa que todas las estrategias trazadas hasta el momento por pequeñas empresas que se han tomado en serio su papel en Facebook, están en jaque. Por ejemplo, aquellas que venden cupcackes en esa red, o promocionan artesanías o usan Facebook para mostrar y acercar cualquier otro producto en los que han invertido en diseño, edición de video, fotografías, en pauta de viralización, en tiempo para contestar las interacciones etc, tendrán que redefinir, con la dificultad y el dinero que eso implica, sus estrategias para adecuarse a esos cambios que además, no privilegiará sus contenidos.

Las grandes empresas no tendrán menos dificultades, por el contrario, tendrán más y algunas muy complejas de enfrentar. Estas tienen colaboradores contratados para cierto modelo de comunicación en esa red social y disminuir el peso de las empresas en la comunicación por el canal de Zuckerberg las obligará a reducir o acomodar su personal, a que la publicidad tenga nuevos comportamientos y exigencias, a que las inversiones hechas en equipos de programación y diseño caigan en saco roto o haya que hacer nuevas.

No es esto una queja, son los signos de estos tiempos virales. Sin embargo, sí podemos reflexionar en torno a que, quizá, hemos sobredimensionado el peso de Facebook como soporte principal o de primera importancia de nuestros contenidos, mostrándonos que no es -ni será- una plataforma que ofrezca estabilidad y reglas de juego por tiempos prolongados. Parece imposible pensar en estrategias a dos años, incluso a uno, a lo mucho todo tendrá que pensarse en función a trimestres o semestres.

Moraleja: hay que hacer estrategias para tiempos cortos, desarrollar inversiones acotadas y tener claro que todo cambiará todo el tiempo, y cada vez en tiempos más limitados es lo que parece sugerirnos la gigantesca red social.

Finalmente, en tiempos donde puede haber más espejismos que certezas en las redes sociales vale la pena dar dos pasos hacia atrás y abocarse a pensar en fortalecer, redimensionar y asignarle un peso mayor a la web que cada empresa construye con el fin de que la gran vitrina de internet siga siendo útil para las empresas.

Carlos Cornejo Alayza
Director de la Agencia de Noticias y Comunicación La Factoría.
Es comunicador social con especialidad en Periodismo por la Universidad de Lima. Es conductor del programa de Radio “Escuela Abierta” en Radio y televisión Exitosa. Fue conductor del noticiero “D6a9” y del noticiero “Ndirecto” de Canal N así como diversos programas periodísticos en Radio San Borja. Cuenta con más de 17 años de experiencia en la conducción de programas en televisión y radio. Cursa la Maestría en Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú y se ha desempeñado como director del Área de Asuntos Públicos y Comunicaciones del IDEHPUCP. También fue docente en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) y fue corresponsal en el Perú de Radio Nederland de Holanda.

La facebookdependencia empresarialCarlos Cornejo
00

Leave a Reply