La informalidad a bordo de un taxi

Compártenos:

Hoy en día, circulan más de 200 mil taxis. En este universo, más de 78 mil vehículos están habilitados para brindar el servicio en Lima Metropolitana, según la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de la Municipalidad de Lima. Se calcula que más de 100 mil unidades son informales.

El mercado de taxi en el Perú, históricamente, ha sido el mercado de la desocupación. La persona que no contaba con un empleo, pero tenía la opción de tener un automóvil o eventualmente poderlo conseguir prestado o alquilado ganaba el sustento de su hogar. Se convirtió en un escenario donde cualquiera podía hacer taxi y, de cualquier forma”, comenta Lino de la Barrera, ex titular de la Dirección de Transporte Terrestre del Ministerio de Transporte y Comunicaciones.

No obstante, el transporte urbano limeño actual es el resultado de decisiones políticas tanto del gobierno nacional como del metropolitano que imparten un modelo de micro transportación inverso a la macro transportación necesaria que cuentan otras ciudades capitales de América Latina y del mundo.

En el 2013, durante la gestión de Susana Villarán, se aprobó la ordenanza N° 1684 que regula el servicio de taxi. La norma establecía una tabla de sanciones y medidas preventivas que se aplicaban a los conductores que, previamente, habían sido clasificados. Asimismo, los taxis independientes debían poseer la carrocería de color amarillo y los de estación de color blanco. Sin embargo, al año siguiente, debido a que el pintado significa un costo elevado se decidió que las unidades lleven la franja a cuadros en los costados. Finalmente, como era de esperar, no todos se alinearon a esta medida.

En el 2015, al inicio de la gestión de Luis Castañeda Lossio, la GTU ordenó no entregar durante todo ese año nuevas autorizaciones para prestar el servicio. En la práctica no funcionó. La persona que quería ser taxista y sabía que no podía inscribirse en Lima, optaba nuevamente por volverse informal o inscribirse en el Servicio de Taxi Callao (Setaca) para obtener el permiso y, al mismo tiempo, sacar la vuelta a la ordenanza.

Actualmente, Jorge Muñoz ha dado a conocer una nueva iniciativa. Con el objetivo de que los taxistas particulares puedan contar con un pasajero y no estén circulando en la búsqueda de clientes, contribuyendo a la congestión vehicular, la Municipalidad de Lima se encuentra enfocada en el desarrollo de un aplicativo de taxis, que será lanzado en los próximos meses del 2019.

“La corrupción no es de a uno es de a dos, el que corrompe y el que acepta. Tenemos esta informalidad que es madre de todos estos problemas. La población busca utilizar el medio que proporciona rapidez y economía en detrimento de su seguridad. Es lamentable, pero así es”, explica Alfonso Flórez, gerente General de Fundación Transitemos.

Contar con un servicio de taxi de calidad compromete a todos. Las autoridades competentes y los mismos ciudadanos deben priorizar un recorrido de calidad para evitar accidentes, robos, violaciones o incluso un viaje sin retorno.

[¿CÓMO TRIBUTAN LAS EMPRESAS QUE OFRECEN EL SERVICIO DE TAXI POR APLICATIVO?]

[CIFRAS DEL SERVICIO DE TAXI POR APLICATIVO]

[CONVERSAMOS CON LOS USUARIOS DE TAXI POR APLICATIVO]

[CONOZCA A LA REPORTERA]

La informalidad a bordo de un taxiLa Factoria Comunicaciones