Histeria colectiva: Un virus letal

Compártenos:

Escribe: Lucero Chávez 

Frente a eventos inesperados relacionados a la salud o naturaleza, el ser humano saca a la luz su mejor y su peor lado. Esta vez la histeria colectiva se ha apoderado de los peruanos por la llegada del coronavirus, se refleja nuestra peor cara..

Rollos de papel higiénico, geles antibacteriales, todo tipo de jabones y mascarillas son el principal objetivo de los centenares de peruanos que acuden a los supermercados y en segundos desabastecen los estantes, ignorando la necesidad de los demás. Recordemos que tan solo han pasado dos días desde que la OMS declaró como pandemia global al brote de la cepa del coronavirus de Wuhan. El peruano vuelve a mostrar su lado más egoísta en estas situaciones.

A través de redes sociales, cibernautas publicaron fotos de usuarios comprando masivamente y sin pudor. Esta histeria colectiva ha sido aprovechada por algunas empresas que decidieron subir furtivamente los precios como el caso de mascarillas. Antes una caja de 50 unidades de mascarillas simples costaba S/.4.00 estas llegaron a costar hasta S/.30.00 soles. Según la Cámara de Comercio de Lima (CCL), en el Perú hay un stock de dos millones de mascarillas, que alcanzarán para tres o cuatro meses. Sin embargo, más allá del brote del virus, lo que preocupa es la histeria en la población que puede causar más daños ¿Por qué se produce?.

“La ansiedad y el grado de sugestión de la persona son los principales factores que desatan la histeria colectiva, es una cadena”, señala la psicóloga Nadhya Lozada. Diferentes medios de comunicación vendieron morbo y sensacionalismo a la población desatando pánico. Por lo que, Lozada afirma que el poder de la sugestión y la influencia social pueden llegar a ser tan importantes como las enfermedades físicas.

Este no es un caso aislado, ya que en el 2017 se evidenció un escenario parecido. Debido al fenómeno del niño, y la llegada de huaicos que impidieron a la empresa estatal de agua captar el líquido para potabilizar el río Rímac, 26 distritos dentro de Lima y Callao y varias provincias del país se secaron. Este hecho generó que miles de peruanos compraran litros de agua envasada, hasta desabastecer tiendas y supermercados, incluso cuando no los necesitaban.

Hasta el cierre de esta nota, el MINSA confirmó 28 casos de coronavirus en el Perú y aseguró que se ha capacitado al personal de diez regiones para realizar las pruebas de descarte, y así lograr la descentralizar la respuesta a la epidemia. También como mecanismos de prevención se postergaron las clases escolares hasta el 30 de este mes, algunas universidades han optado por lo mismo e incluso diferentes eventos han cambiado fechas para prevenir contagios. Frente a esta ola de desinformación e histeria se recomienda mantener una buena higiene y una alimentación saludable, y menos descontrol de compra y acaparamiento a golpe de tarjeta de crédito.

Histeria colectiva: Un virus letalLa Factoria Comunicaciones