¡Guerra al plástico!

Compártenos:

En Perú, alrededor de 950 mil toneladas de plástico son generadas cada año. De esta cantidad, solo el 75% se transforma en residuos por algunas municipalidades y las cifras restantes corresponden a productos con una duración de vida mayor a un año, según la Organización Internacional Oceana.

Para revertir esta situación, el 5 de diciembre de 2018, en el Día Mundial del Medio Ambiente, el Congreso de la República aprobó la ley que regula el uso de plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables.

Si bien la normativa significa un gran paso, las ordenanzas que publican las municipalidades constituyen un factor esencial en este camino para reducir el expansión del producto. De esta manera, las comunas podrán coordinar y gestionar actividades que contribuyan a erradicar la contaminación.

No obstante, esta estrategia puede no ser efectiva en su totalidad. Úrsula Carrascal, vicepresidenta del Instituto para la Protección del Medio Ambiente (VIDA) nos explica sobre el panorama actual.

El Perú es uno de los países que tiene un marco regulatorio ambiental bastante amplio, ¿Cuál es el problema en términos de fiscalización?

-¿Qué haces con un marco regulatorio donde un distrito que tiene 5 mil o 6 mil habitantes sólo tiene seis fiscalizadores ambientales? Ese fiscalizador tiene que ver no solamente residuos sólidos, sino ruidos, áreas verdes, emisión de gases, etcétera. Entonces, no se dan abasto, no hay presupuestos destinado a tener equipos fuertes de fiscalización ambiental en los gobiernos locales.

¿Qué consecuencias directas recaen en el personal encargado?

-No existen personas capacitadas adecuadamente en el tema de la fiscalización ambiental. Muchos desconocen incluso de la ley de plástico de un solo uso.

¿De qué manera se percibe esta problemática?

– No saben cómo deben de comunicarse, no tienen contenido exacto de la ley. Entonces, cómo le van a exigir a una bodega, a un centro comercial, a algo que ellos mismos desconocen.

¿Qué otras incoherencias existen?

– Muchos gobiernos locales, a la vez, son los que vulneran y violan las leyes. Ellos mismos arrojan los desechos en botaderos, no tiene rellenos sanitarios o los arrojan en playas o ríos. Los mismos gobiernos locales se vuelven infractores del marco regulatorio nacional o cuando organizan un evento, ¿Qué hacen? entregan plástico de un solo uso en los refrigerios.
Ante esta situación vemos que no existen coherencias en las acciones cotidianas de los trabajadores de los gobiernos locales.

[ALTERNATIVAS BIODEGRADABLES AL PLÁSTICO]

[ALARMANTES CIFRAS DEL PLÁSTICO EN PERÚ Y EL MUNDO]

[COBRO DE S/ 0.10 POR BOLSA DE PLÁSTICO]

[CONOZCA A LA REPORTERA]

¡Guerra al plástico!La Factoria Comunicaciones