En medio del machismo, la primera abogada del Perú

Compártenos:

Por: Claudia Acuña Santos.

En el Perú de 1920, cuando las mujeres aún eran tratadas como un grupo de segunda categoría, se graduaba la primera abogada en el Perú tras largo esfuerzo por su aceptación en una sociedad organizada por hombres. Era Miguelina Acosta, la jurista, anarquista y feminista que se convirtió en referencia importante de los logros que alcanzaron las mujeres en la historia nacional.

Hija de un cauchero y nacida en la Amazonía, Miguelina comenzó su activismo y protesta luego de egresar de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos con la tesis “Nuestra institución del matrimonio rebaja la condición jurídica social de la mujer”. Las mujeres, los obreros y los indígenas eran los grupos que defendía en el ejercicio de su profesión.

Se enfrentó a burlas, trabas y dificultades, que en la época no era más que la monotonía de un sistema que mantenía a los hombres desempeñando los más altos cargos en el mercado laboral o político, y a las mujeres en la sumisión de las tareas del hogar y la formación de los hijos. Pero esto no la amilanó en ningún momento.

Se le considera también educadora, pues entre sus principales ideales estaba generalizar la educación secundaria para mujeres e incrementar las organizaciones obreras femeninas, a través del desarrollo de un plan universitario, organizando comisiones de propaganda y enseñanza. Su meta era hacer efectiva la igualdad civil y jurídica de mujeres y hombres.

Una mujer creyente fiel en sus principios, comprometida con la lucha colectiva para asegurar la igualdad, el derecho al trabajo y un salario justo para las mujeres. Figura que hizo frente a los prejuicios del siglo pasado para eliminar la opresión que amenazaba los sueños y expectativas de miles de peruanas.

[VIDEO]

Fecha: 07/08/2018
Facebook

En medio del machismo, la primera abogada del PerúLa Factoria Comunicaciones