El poder de la hermandad rosa

Compártenos:

Son mujeres humildes y valientes. Sus edades varían entre los 30 y 60 años, pero esa diferencia no impide que luchen por un mismo objetivo: enfrentar a la hegemonía masculina de la India.

Sampat Pal Devi, una mujer proveniente de Uttar Pradesh, provincia ubicada al norte de la India, creó hace doce años el colectivo rosa para defender los derechos de las mujeres de aquella  región, caracterizada por poseer una cultura profundamente patriarcal. Quien mejor que ella para entender la  compleja situación cultural en la que su comunidad estaba instalada pues a sus cortos 12 años ya había contraído matrimonio.

Sin embargo, ella tenía claro en su mente que las mujeres no son menos que los hombres y decidió romper las reglas. Se reunió con otras mujeres para dialogar sobre los problemas que vivían cotidianamente: maridos que maltrataban a sus esposas o que no querían cumplir con sus deberes con sus hijos, entre otros casos. Frente a esto, Pal “quiso buscar justicia”. Así nace la Banda Gulabi.

Otro factor que impulsó a la creación del grupo fue la poca consideración a la Ley de Protección de la Mujer contra la Violencia Doméstica para reducir la explotación a la mujer, aprobada por el Parlamento de la India en el 2005.

Este ejército de los saris rosas generó temor en la región y las críticas no faltaron, pues las definían como una pandilla violenta: “La autodefensa; es decir, el sobrevivir no es una forma de violencia. Es una herramienta necesaria para conservar nuestra integridad, sobre todo, en situaciones extremas en donde no podemos confiar en la justicia”, aclaró Suiry Sobrino, periodista y activista de “Paremos el Acoso Callejero”.

Doce años después de la creación de Gulabi Gang, no solo mujeres, sino también hombres se han unido en la lucha por un país más equitativo.

[VIDEO]

Fecha: 13/08/2018
Facebook

El poder de la hermandad rosaDisenadores LaFactoria