El piloto símbolo de la historia de la F1: Niki Lauda

Compártenos:

“Niki Lauda es un ícono, un deportista extraordinario, uno de los más grandes en el automovilismo mundial. Es un piloto no solamente con una capacidad extraordinaria, sino muy valiente”, destaca el periodista deportivo, Raúl Maraví.

Por: Jennifer Valqui Obregón.
Andreas Nikolaus Lauda, conocido mundialmente como Niki Lauda, tuvo una vida marcada por los automóviles de carrera desde la adolescencia. Como todo joven talentoso a sus 25 años ya pertenecía a uno de los más grandes equipos automovilísticos de la Fórmula 1.

Las continuas victorias eran parte de su cotidianidad; sin embargo, nadie tiene la vida asegurada. En 1976 tuvo un terrible accidente y el futuro de Lauda se hizo incierto.

Con cicatrices y quemaduras de primer y tercer grado en el cuerpo, Lauda continuó en el mundo de las carreras. En 1985 decidió intentar en sus propios negocios como dueño de dos aerolíneas: Niki y Lauda Air.

Su edad avanzaba y su salud se complicaba. Tuvo que operarse los párpados, el riñón y el pulmón como consecuencia del accidente del 76. Hace un par de semanas, salió de un estado de coma y nuevamente, “le sacó la vuelta a la muerte” para seguir viviendo junto a su segunda esposa Birgitt Wetzinger.

“Mi mayor inspiración es que tengo la libertad para decidir qué puedo hacer. Haría todo otra vez, con todas sus altas y bajas. En la vida siempre hay cosas buenas que te suceden. Soy feliz pensando en el siguiente día, nunca me quedo en el pasado, pues para mi filosofía de vida eso estaría mal”, aclaró Lauda en una reciente entrevista para Forbes México.

[VIDEO]

Fecha: 23/08/2018
Facebook

El piloto símbolo de la historia de la F1: Niki LaudaLa Factoria Comunicaciones