El MEF contra los libros

Compártenos:

El ministro de Economía y Finanzas fue claro, no está seguro que la exoneración del IGV a los libros -que en el Perú llega hasta el 18%- , esté fomentando la lectura.

El titular de la cartera, Carlos Oliva, afirmó estar haciendo un análisis muy detallado de los impactos de las exoneraciones. A lo que concluyó en una entrevista dada a una radio local: “Los libros, a pesar de que están exonerados, cuestan más que en Colombia y en Chile, entonces acá hay un problema”.

Ante estas declaraciones, el presidente de la Cámara Peruana del Libro, José Carlos Alvariño comentó que la realidad es distinta: “En el sector editorial, el empleo ha aumentado, las librerías y las cifras de venta también. Lo que él se queja de los precios, es un tema de economía de escalas”.

Para Alvariño se están hablando de cosas diferentes. Hablar de políticas culturales es un cosa y de política económica es otro: “Mientras el ministro se cuestiona el hecho que un libro cueste S/.70.00, en vez de lo que cuestan las políticas culturales que tienen una lógica de más largo plazo, tienen indicadores distintos a las políticas económicas y manejan economías de escala.

Cifras infladas

El Ministerio de Economía y Finanza realizó un informe que repartió al Congreso y que circuló en medios de prensa en el marco del debate de una nueva ley del libro. Este documento manifestaba que el Estado dejó de percibir S/.640 millones por la exoneración de libros. Esto es falso para el residente de la Cámara Peruana del Libro, quien afirma que solo son S/.119 millones lo que equivale a las exoneraciones del 2017. Fue él mismo quien pidió las cifras exactas a la SUNAT las cuales señalaban que el total de esas ventas no gravadas sumaba S/ 661,423,000.00. Si esas ventas hubieran sido gravadas con IGV, el Estado hubiera percibido un total de S/ 119,056,140.00.

¿Nuevas políticas de bibliotecas públicas?
Por otro lado, y ante la queja sobre las exoneraciones, Oliva propuso canjearla por un fondo que apoye a la construcción de bibliotecas públicas. Alvariño está de acuerdo con las bibliotecas, “Necesitamos ganar nuevos lectores y la manera es también cuando el Estado cumple con su función que es poner bibliotecas públicas” pero “no es una cosa a cambio de la otra”.

Nadie niega que esta es también una medida necesaria, pero esto no significa que tanto este nuevo planteamiento y las exoneraciones puedan complementarse. Fomentar la lectura, no es cosa fácil. Se necesita mayores políticas no quitar las ya impuestas.

[VIDEO]

Fecha: 13/08/2018
Facebook

El MEF contra los librosDisenadores LaFactoria