¡Ama, dona y vive!

Compártenos:

El año pasado, las familias de 62 personas fallecidas con diagnóstico de muerte encefálica permitieron salvar la vida a más de 700 pacientes. En lo que va del 2019, 16 familias permitieron la donación de órganos y tejidos de sus seres queridos.

“Ama, dona y vive”, es la campaña que realiza el Ministerio de Salud (MINSA) a fin de promover la donación voluntaria de órganos y tejidos, además de sensibilizar a los peruanos sobre la importancia de incrementar el número de donantes en nuestro país.

Juan Antonio Almeyda, Director General de Donaciones, Trasplantes y Banco de Sangre del MINSA (DIGDOT), comenta que los órganos más requeridos en los hospitales son “riñones, hígado, corazón, pulmones, páncreas y; lo que corresponde a tejidos se necesitan córneas, piel, huesos y válvulas cardíacas”.

El Perú cuenta con la capacidad ociosa, es decir, se tiene absolutamente todo para poder realizar trasplantes sean de órganos o tejidos y puede financiarse incluso por el Seguro Integral de Salud (SIS), debido a que cubre la totalidad del costo.

Para el Dr. Almeyda, en nuestro país existen varios hospitales donde se realizan trasplantes de órganos y tejidos. “Si hablamos de regiones, se hacen trasplantes en Cusco, Huancayo, Chiclayo, Piura y Arequipa; en lo que respecta a Lima, en el Ministerio de Salud, Instituto del Niño en San Borja, Cayetano Heredia, Eden, Loayza, Seguro Social, Sabogal, Almenara, Rebagliati, Hospital Naval”.

Hasta el momento, 6,972 pacientes están incluidos en la lista de espera para realizarse un trasplante de órganos o tejidos.

La donación está rodeada de mitos o creencias. Existen ideas sobre las mafias que van a traficar con los órganos, lo que hace que los familiares tengan resistencias a la hora de dar el consentimiento, según el médico especialista. Estos mitos, giran alrededor de que hacer un trasplante de órganos o tejidos, es nada más que sacar un riñón a cualquiera y ponérselo a otra persona. Juan Almeida aclara el panorama: “un trasplante necesita de más o menos 100 profesionales para poder realizarlo entre cirujanos, anestesiólogos, enfermeras, técnicos, laboratoristas, patologos, psicólogos; es decir, la cantidad es grande. Tiene que hacerse en las mejores condiciones.”

Hace falta generar conciencia para que las personas acepten donar y dar vida, y que sea cada vez menor el porcentaje de familias que rehúsa donar órganos de sus seres queridos a todos estos pacientes que esperan mejorar su calidad de vida.

[DONACIÓN DE ÓRGANOS: ¿DERECHO O DEBER?]

[DONACIÓN DE ÓRGANOS EN SUDAMÉRICA Y PERÚ]

[LAS HISTORIAS DE LOS FAMILIARES]

[CONOZCA A LA REPORTERA]

¡Ama, dona y vive!La Factoria Comunicaciones